// estás leyendo...

Discos

Ellos: Cardiopatía severa

Tampoco vamos a hacer un drama de esto: el hecho es que el nuevo disco de Ellos me parece lo más flojo que han hecho jamás y tal vez no tendría que darle muchas más vueltas. O tal vez sí, porque sucede que no me encuentro ante un grupo cualquiera, sino ante uno que me gustaba mucho y que hacía canciones que me encantaban, y ahora resulta que ya no las hacen, o al menos ya no me encantan, y realmente sí empiezo a darle vueltas y a preguntarme en qué momento o espacio esas dos líneas que convergían empezaron a separarse. Sucede además que este disco venía acompañado de un gran esfuerzo promocional, con Jenesaispop adelantando fragmentos de las canciones y Guille Mostaza contando paso a paso en su blog los entresijos de las grabaciones, y la cosa pintaba bien, pero al final del dicho al hecho el trecho es enorme.

Se habló mucho de la orquestación a cargo de la Orquesta Sinfónica de Bulgaria, y resulta que me invade la sensación de que soy demasiado consciente de los arreglos de cuerda, de que están demasiado presentes, de que resultan por momentos intrusivos y llegan a distraer sobre las canciones en vez de proporcionarles elegancia de un modo sutil, que era lo esperado. También hablaba Guille de las letras, que eran de las que más satisfecho se sentía, y de repente me encuentro con que no me dicen nada, con que no hay el enganche emocional de antaño; que a lo mejor las anteriores eran más ingenuas, pero a mí desde luego me llegaban más y se quedaban en el recuerdo, no como ahora, que soy apenas incapaz de recordar tres o cuatro frases de memoria. Luego estaba la canción que canta Santi Capote (“Por qué no volvemos”), que se suponía que era la mejor de todas a las que les ha puesto voz (siempre se reserva una por disco, recordemos), pero “Algún detalle” o “Ni hablar” (¿por qué tengo la impresión de que este temazo está tan poco valorado?) le ganan por goleada. Y “Mientes”, la que canta Jota de Los Planetas, cuya voz siempre he defendido y cuya banda tiene canciones inmensas y es parte de la historia del pop español, pero al que creo que este estilo y esta canción en concreto no le sientan demasiado bien.

Pero por encima de todo, creo que el verdadero obstáculo no está en la orquestación, ni en las letras, ni en las voces. Todo eso lo supera fácilmente una buena melodía, y ahí sí radica el problema, en que no hay la inspiración de otras veces, y eso en un grupo tan pop supone un grave hándicap. No encuentro ninguna canción que tenga madera de hit, tal vez la que más se le acerque sea, precisamente, “Cerca”, pero por mucho que me pese no es una de las grandes de Ellos. Y aunque “Lo nuestro”, “Hasta el final”, “Justicia cósmica”, “Por qué no volvemos” o “Mientes” no están mal, eso es muy poco para los estándares de este grupo. Y “Viernes”, “Pobre caimán”, “Te echo tanto de menos” o “Aún no lo sé” directamente no me gustan. Mención aparte merece “Cumpleaños feliz”, a la que quizá sea un poco injusto señalar, pero ya que hablábamos de expectativas, pretender, como lo hacía Guille, que se convirtiera en un nuevo himno que acompañara al soplado de velas en fiestas era demasiado para una canción con tan poquito gancho.

Por no gustar, ni siquiera me gusta el título del disco, que me recuerda a otros tampoco demasiado conseguidos, como Arquitectura efímera o Astronomía razonable, con lo fantásticos que eran Deberías cambiar de opinión, Lo tuyo no tiene nombre, Ni lo sé, ni me importa o, en menor medida, Qué fue de Ellos (aunque este venía como anillo al dedo después de la larga espera entre el segundo y el tercer álbum). Y me preocupa, en fin, que Guille y Santi estén tan satisfechos con esta madurez y que yo lo esté tan poco, porque entonces ya podría ser que Cardiopatía severa abriera esa temida brecha insalvable y ya no sepa ni qué fue de Ellos ni qué será de mí.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

2 comentarios para “Ellos: Cardiopatía severa”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Cero de acuerdo con esta crítica, pero para gustos los colores!
    Yo en cambio agradezco mucho que sepan ir más allá en vez de repetir fórmulas. Desde que lo oí por primera vez me caló muy hondo, ha sido el que más me toca la fibra de todos.
    Ah, y el título me gusta mucho.

    Saludos!

    Escrito por Restos | noviembre 17, 2010, 20:15
  2. Concuerdo con “cumpleaños feliz”, pero “Cerca” es realmente hermosa, la letra y música son maravillosas.

    Escrito por Moises Antonio Bittner | agosto 24, 2011, 10:03

Escribir un comentario