// estás leyendo...

Discos

M.I.A. – /\/\/\ /\ Y /\

Kala es sin duda una de las obras clave de la música moderna de la pasada década. Nadie esperba que aquella jovencita guerrillera de origen tamil nos entregara un disco vanguardista y lleno de contenido a mediados de 2007, después de un debut resultón, muy interesante incluso, pero al que le faltaban unos minutos de cocción para convertirse en un clásico. M.I.A, perfeccionó la receta, con la ayuda de Diplo, en su segundo disco.  Y ahora llega el temido tercero, después de su consagración definitiva. ¿Por dónde nos saldrá esta vez Maya? ¿Volverá a sorprendernos?

Pues vaya que si lo ha hecho. Este nuevo trabajo es una nueva muestra de la personalidad arriegada y del talento musical del su creadora. Y además consigue despejar de una vez por todas las dudas que temíamos sobre si la calidad de su trabajo era mérito propio o más bien culpa de su (hasta el momento) inseparable productor. Por que aquí M.I.A. relega a un segundo plano a Diplo para tomar las riendas de su obra, asumiendo todas las cosecuecias y responsabilidades.

M.I.A. nos dijo que quería un disco animalcollectiviano, raro y vanguardista, y es así. Pero los de Baltimore no son la única influencia visible en este álbum. Sin nombres como los de Sleigh Bells (grupo que fichó para su propio sello discográfico y que han publicado este año uno de los debuts más molones y arrebatadores del lo que llevamos de año) o Lady Gaga (aunque suene extraño) no podríamos entender el sonido que conforma este brillante trabajo. Unas influencias que se mezclan y se remzclan en esa mágica coctelera que es Maya, para crear una musica personal y sabrosísima. Una Maya que se nos presenta más ecléctica que nunca, pero también más ruda, más salvaje.Y es por este motivo que el disco suene descontrolado y caótico en un primer acercamiento. Pero poco a poco, dejando reposar cada escucha, todos los ingredientes van ocupando su sitio y se transforman en vigorosas y estupendas canciones.

El disco se abre con ese pequeño engaño de menos de un minuto que es “The Message”. Una canción que tomaríamos como una intro más, como una broma intrascendente, pero que reúne todos lo elementos que configuran el grueso del álbum. A partir de aquí M.I.A. se vuelve más pop que nunca en el single “XXXO”. Después de las acusaciones que le hizo a Lady Gaga de que la copiaba mejor que ella misma, este tema es un trallazo electropop, que mezcla comercialidad y riesgo, un tema que parece reírse de sus declaraciones y de la Gaga, cómo diciéndole a la Germanotta: sí tu me copias, yo también lo hago, y puede que mejor que tú.

Claro que si “XXXO” es un tema comercial, muy digerible para las masas, la canción que le sigue es totalmente lo contrario. “Teqkilla” es en sus seis minutos de duración lo más experimental que ha firmado la artista. Es un auténtico pastiche, un orgía cacofónica, de ruido y soniditos desinhibidos, que además es un auténtico himno a las bebidas espirituosas. Un tema que podría ser la evolución lógica de estas maravillosas batucadas de Kala, “Boyz” y “Bird Flu”, en el que se cambian los tambores por raquíticos beats electrónicos. Una música electrónica, que como atestiguan “Story To Be Told”, “Lovalot” o “Tell Me Why” toma más presencia en su discurso. Una electrónica que bebe, como era de esperar, de los Animal Collective más accesibles y a los que se aúnan el R&B y el hip-hop por una parte y el pop, por otra.

“Born Free” y “Feds and Meds” conformarían la parte más rockera del disco, con la influencia clara de Sleigh Bells. Rugosos y musculosos riffs de guitarra eléctrica sobre una base que no nos costaría ver en un hit de Beyoncé o Rihanna y un aliento cheerleader, que me recuerda mucho a esa maravilla de Gwen Stefani llamada “Hollaback Girl” (y que no por casualidad muchos dijeron que era una canción que podría haber compuesto M.I.A.). Entre ellas, aparece un clásico reggae llamado “It Takes A Muscle”.

/\/\/\ /\ Y /\ es un disco extraño, que te descoloca por momentos, pero que conserva totalmente la esencia del trabajo anterior de Maya, cambiado, transformado en una nueva experiencia musical estimulante, por momentos fascinante. Una tarea arriesgada, trabajada y que forma parte ya de una de las tres idas de olla más fantásticas que hemos podido presenciar (de momento) este año 2010, junto al Have One On Me de Joanna Newsom y el Tomorrow, In a Year de The Knife. Un trabajo que no sé si será entendido, pero que a mí, que adoro las idas de olla, me encanta.

PUNTUACIÓN: 8,9/10

Comparte este artículo:

Comentarios

1 comentario para “M.I.A. – /\/\/\ /\ Y /\”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. I’m extremely impressed along with your writing talents as smartly as with the structure in your blog.
    Is this a paid subject or did you modify it your self?

    Either way stay up the excellent high quality writing, it is rare to see a nice blog like this one
    today..

    Escrito por all star tumbling | junio 25, 2014, 05:45

Escribir un comentario