// estás leyendo...

Discos

Owen Pallett: Heartland

Ya sé que esta reseña llega un poco tarde, cuando mucho de vosotros quizá ya hayáis escuchado el disco y tengáis una opinión hecha. Pero bueno la cuestión es exponer mi opinión sobre el disco y debatir sobre nuestras impresiones que es, al fin y al cabo, la finalidad de nuestras críticas. Dicho esto, vamos al meollo de la cuestión.

Owen Pallett ha tenido que cambiarse el nombre por problemas legales. Parece ser que el anteriormente conocido como Final Fantasy se ha visto obligado a adoptar su nombre real para no entrar en conflicto con el título de ese famoso videojuego que ya va por su decimotercera edición. Una descisión que ha tomado para poder publicar su disco en Japón, la gran meca de los juegos virtuales.

Pero a pesar de ello, Owen Pallett no ha abandonado toda la mitología de los videojuegos que acompañaba sus dos obras anteriores. Es más, parece que en Heartland Pallett haya construido su propio videojuego. El disco cuenta la historia de un grangero llamado Lewis y sus desventuras en la tierra de Spectrum. El autor explica en los doce piezas que conforman esta obra los diferentes estados emocionales de Lewis en su viaje por un mundo imaginario. Un cuento épico que se extrapola a todas y cada una de las notas que componen el álbum.

Pallett demuestra una vez más su valía como arreglista (ha colaborado en discos como el debut de The Last Shadow Puppets o en el Yes de Pet Shop Boys). No es de extrañar, por tanto, que Van Dyk Parks, uno de los más grandes arreglistas de todos los tiempos, le impulsara a realizar este trabajo. Con la ayuda de la Orquesta Sinfónica de Praga, Pallett dota de un extraodinario y emocionante colchón sonoro a esta especie de videojuego particular.

Un colchón sonoro que consigue fusionar el aire épico, medieval y fantástico de las cuerdas y los vientos con el folk americano de gente como Fleet Foxes (por poner un ejemplo cercano en el tiempo), el chamber pop, las bandas sonoras de las películas de Walt Disney y la tecnología electrónica de bandas como New Order (grupo que según palabras de Pallett le ha servido de inspiración para realizar el Lp).

Un trabajo arriesgado y complejo, pero que no llega al nivel de suicidio absoluto o salto al vacío que realizó el año pasado su compañero Patrick Wolf con The Bachelor. Pallett se muestra ampuloso y monumental, pero no excesivo ni provocador. Podríamos decir, finalmente, que Owen Pallet está (si me permiten la expresión filosófica) en la mitad aristotélica, en la virtud, sitio que esperemos no abandone.

PUNTUACIÓN: 8,5

Comparte este artículo:

Comentarios

1 comentario para “Owen Pallett: Heartland”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. El single me gusta mucho y los arreglos de cuerda son inmensamente bonitos pero no se porqué ni con este ni como Final Fantasy consigue por acabar emocionandome.

    Escrito por aldomine | marzo 23, 2010, 00:48

Escribir un comentario