// estás leyendo...

Discos

Vampire Weekend: Contra

Hace unos días, una de las personas a las que sigo en Twitter se preguntaba allí: “¿En serio que os gustan Animal Collective? ¿De verdad?”. Venía a cuento del destructivo (y, permítanme, patético) artículo que sobre los americanos publicó Julián Ruiz en su blog, en el que venía a decir poco menos que había sido una confabulación judeo-masónica la que había conducido el Merriweather Post Pavillion de los americanos a los puestos más altos de las listas resumen del año de la gran mayoría de los medios dedicados a la información musical. Evidentemente, y voy a decir esto aunque parezca una perogrullada, existe el perfecto derecho a que no te gusten Animal Collective, pero querer dar a entender que la intelligentsia de la crítica musical se reune por las noches para decidir lo que es cool o no es simplemente una bobada, y el vehemente artículo del excelso Ruiz (se cree un prohombre con gran criterio “después de cuarenta años de estar metido en la música, de haber producido ciento veintiseis discos, de firmar una docena como artista”; ¿cuántos recuerdan ustedes?) una conspiranoica pataleta a destiempo que más que apoyar la causa que defiende acaba consiguiendo el efecto contrario. Por cierto, a mí si me gustan Animal Collective, más Strawberry Jam que su último disco, la verdad, pero, sí, creo sinceramente que son muy buenos, o al menos a mí me engañan hasta el punto de que me lo crea.

Unos días después yo mismo afirmaba lo siguiente en la misma red social: “Y el premio al primer gran lanzamiento del año que NO estará entre mis favoritos de 2010 es para… ¡Vampire Weekend!”. Puede que alguien se lo tomara como un berrinche à la Ruiz, es lo que tiene expresar pensamientos limitados a 140 caracteres, pero nada más lejos de mi intención. Lo que quería decir, simplemente, es que leyendo las buenas críticas que está teniendo (Pitchfork, por ejemplo, le ha dado un 8,6), sospecho que muy mal les tienen que venir dadas las cosas como para que no se hayan ganado ya a estas alturas un puesto en ese medidor de tendencias anual que son las listas que se publican en diciembre. Y como, contrariamente a lo que se podía a pensar, la llegada de internet y la multiplicación de medios, profesionales o aficionados, no ha traido diversidad y es cierto que dichas listas tienden mucho a parecerse las unas a las otras, no aparecerán en una, ni dos, ni tres, sino en la gran mayoría de ellas. Pero en la mía personal no.

Eso no quiere decir que Vampire Weekend me parezcan malos, que no entienda su éxito o que piense que sea yo el que va a descubrirles a ustedes el secreto del traje nuevo del emperador. No, simplemente que hay música para todos los gustos y que yo en la de los neoyorquinos no veo nada sobresaliente, ni siquiera notable. Es un grupo que no está mal, no molestan, no son estridentes, su música se deja escuchar, y son sus discos, además, lo bastante cortos como para no aburrir ni hacerse pesados. Escuché en su día el álbum de debut y he estado escuchando estos Contra; bailé ocasionalmente sus canciones cuando las ponían en una discoteca y probablemente haré lo mismo con las nuevas; me gustaron “Mansard Roof” y “A-Punk” y me gustan también “Horchata” o “Cousins”. Pero no son discos que vaya a quemar de tanto escucharlos, ni saltaré como un resorte a la pista de baile cuando los pinchen, ni las canciones citadas me provocan mariposas en el estómago. Para mí juegan en la zona media de la tabla, así que cuando me digan que a ustedes les apasionan, no esperen que salgan rayos y truenos de mi boca, pero tampoco que comparta su entusiasmo.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

9 comentarios para “Vampire Weekend: Contra”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Escrito por cualquiera | enero 15, 2010, 02:02
  2. Madre mía:

    “El tema que regalan se llama ‘Horchata’ y para demostrar su culturón les ha dicho a los periodistas ingleses: “La horchata es una bebida mejicana, hecha de arroz, se bebe fría. Es una de mis bebidas favoritas. No sé si se podrá beber horchata en Inglaterra, pero deberían conocerla”.

    Es el puro ejercicio del poder de la ignorancia. Hay que ser zote para decir eso. Para empezar la horchata sólo puede ser de de chufa o de almendra, de otra forma ya no es horchata, según la etimología de la palabra y del “invento” valenciano, que me parece que no lo es”.

    Me he dado un paseíto por internet y sí que existe una horchata mexicana de arroz. Este hombre no da una, ya casi me avergüenza reconocer que yo crecí escuchando “Plásticos y decibelios”.

    Escrito por eurocero | enero 15, 2010, 02:11
  3. Azul y negro!

    Escrito por almejita | enero 15, 2010, 11:12
  4. El Bosco!

    Escrito por belelle | enero 15, 2010, 11:17
  5. ¡Vicky Larraz!

    Escrito por eurocero | enero 15, 2010, 14:55
  6. Sinceramente, y sin ánimo de ofender… ¿se supone que esto es una crítica?

    Escrito por Rum Rogers | enero 16, 2010, 23:30
  7. En absoluto, si quieres una crítica “seria” puedes ir a Pitchfork, Jenesaispop o comprarte la Rockdelux.

    Escrito por eurocero | enero 17, 2010, 07:57
  8. A mí me ha gustado. Aunque me parece fácilmente olvidable, fuera de “Givin up the gun” o “Diplomats son”, que sí que me gustan mucho. Pero en general, me quedo con el primero, de lejos. Ahora mismo, tras una semana de escuchas, no soy capaz de tararear ninguna canción de Contra. Pero ese “I see a mansard roof through the trees”, enterito.

    Por otro lado, Ruiz me parece un capullo. Pero tampoco me gustan A.C. xD

    Escrito por marcos c | enero 17, 2010, 16:47
  9. ella tiene tremendo…culo!

    Escrito por Paul Denton | enero 19, 2010, 11:16

Escribir un comentario