// estás leyendo...

Discos

The Red Crayon Aristocrat Club

La primera noticia que tuve de la existencia de The Red Crayon Aristocrat Club fue hace unos meses, cuando tocaron en directo en el Suite Festival, celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Fueron de los primeros en subirse al escenario y me sorprendieron gratamente por la solidez de su sonido y su atractiva presencia sobre el escenario. Tras este, cuando menos, pomposo nombre, están Hélène* (el asterisco viene de fábrica, no busquen nota a pie de página) y H. Zombie (más Gorka). Han conseguido meritorios puestos en varios certámenes musicales (entre ellos Proyecto Demo) y publicado tres EP en el net label parisino Zorch Factory Records, todos bajo licencia Creative Commons y descargables gratuitamente en su web. Citan como influencias a Ladytron, Yeah Yeah Yeahs, Les Rhytmes Digitales, Kraftwerk, Joy Division, Talking Heads, The Raveonettes, Crystal Castles o The Clash, y algo de eso hay, pero ciertamente bastante más de unos que de otros.

The Red Crayon Aristocrat Club (2008). Su EP de debut se abre con “Lone Lines”, un tema que recuerda mucho al primero de los referentes citados, Ladytron. Pero cuando digo mucho, quiero decir muchísimo: es synthpop oscuro sobre el que canta la dulce y sensual voz de Hélène*, y no habría desentonado en, por ejemplo, el Witching Hour de los ingleses, lo cual tal vez no sea muy positivo en cuanto a su originalidad pero sí en lo que a calidad y gancho se refiere. El patrón se repite en la siguiente canción, “Jule’s Memories”, que no sé si consciente o inconscientemente suena bastante desafinada y no acaba de convencer como la primera. Sí lo hace “Fear”, con ese pegadizo riff (que recuerda a “Funkytown”) y esos sintetizadores y guitarras tan, nuevamente, ladytronianos. Llegados a este punto en el que parecen tener un referente sonoro tan claro, no hace sino desconcertar bastante que el disco se cierre con dos canciones mucho más guitarreras y cercanas al punk-rock, una propia (“Heartbreak”) y una versión de The Clash (“Stay Free”). Y son ambas no solo lo más sorprendente, sino también lo más prescindible del conjunto.

Stories Of Cruelty And Beauty (2009). En estas historias de crueldad y belleza vuelve a planear la sombra de Ladytron, sobre todo en las dos primeras canciones, “Another One 09″ y “After Dark” (en esta última el parecido es casi escandaloso) y, curiosamente, en la última, una versión del grupo de punk-hardcore SNFU que esta vez consiguen llevar con mérito a su terreno (ejem). En “Breakdown” toman prestado un fraseo de guitarra de “Whoo! Alright – Yeah… Uh Huh” de The Rapture, y en “Until The End” se ejercitan en el trip hop, quedándose estilísticamente equidistantes entre Najwa y Portishead. Así que recapitulemos: por lo dicho hasta ahora podríamos concluir que The Red Crayon Aristocrat Club no son más que una burda copia o imitación de un batiburrillo de cosas, y puede que sí, que haya copia, imitación o inspiración (llamémosle como queramos), pero no es en ningún caso burda, y, a pesar de todo, consiguen una propuesta muy poco frecuente en nuestro país. ¿Hacer de la imitación un arte? Pues eso.

Not For This World (2009). Hace menos de un mes publicaban el EP que, según ellos mismos, cierra esta trilogía. ¿Y qué han estado escuchando últimamente? Pues, por un lado, lo de siempre (véase “Not For This World”), y por otro es bastante obvio que a Crystal Castles (véase “Inside”). No falta tampoco la obligada versión (esta vez “Modern Kicks”, de The Exploding Hearts”), y también se observa que la habilidad para construir canciones atractivas sigue intacta y que, tal vez por la fuerza de la costumbre, empezamos a asumir ya muchas de sus virtudes como propias y no dependientes de agentes externos. Cabe destacar en los tres discos lo brillante de la producción (muy meritorio teniendo en cuenta que es obra de ellos mismos) y la belleza electrónica de su sonido que, con todo y como decía antes, no es nada común por estos lares. Así que a poco que consigan encontrar una voz un poco más propia, son una banda muy a tener en cuenta en el futuro (y en directo, repito, son buenos). Y en cualquier caso, tratar de identificar los ingredientes que mezclan en su coctelera es un ejercicio la mar de divertido.

Comparte este artículo:

Comentarios

2 comentarios para “The Red Crayon Aristocrat Club”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. He tenido el placer de verlos en Directo y me han gustado mucho.

    También tengo sus trabajos -obras de arte- que me gustan cada vez más.

    Los descubri en el Festival de Ebrovisión pero la verdad son un grupo a tener muy en cuenta y más en nuestro territorio que no hay demasiados grupos que hagan el estilo de música que hacen.

    Escrito por bertol | enero 7, 2010, 16:28
  2. Acabo de conocerlos, y me parecen una banda interesante. Algo apuntada a la moda de los 80 pero la verdad que parece no lo hacen nada mal.
    Seguire alerta.
    saludos

    Escrito por juan cuevas | enero 9, 2010, 20:22

Escribir un comentario