// estás leyendo...

Discos

Fuck Buttons: Tarot Sport

coverFuck Buttons tienen la capacidad de hacernos flipar con su música. El adjetivo que mejor les define es caleidoscópico y es que así es su música, como un caleidoscopio en el que pequeñas figuras se van arremolinando para crear un conjunto fascinante y tremendamente bello. Un sonido imprevisible, que mantiene en todo momento la capacidad de sorprender al oyente.

Sin duda su primer largo Street Horrrsing ya fue una muestra de esto, un disco que parte de la herencia del drone metal, de grupos como Sunn O))) o Earth, pero tratado desde una perspectiva más psicodélica y electrónica. Un disco notable, pero que aún no abandona su condición de experimento de laboratorio.

En este segundo trabajo, el discurso de Fuck Buttons adquiere más cohesión y solidez. Los trazos metal desaparecen para dar paso a la electrónica. El grupo reemplaza unas estructuras más caóticas y aleatorias por bases más convencionales, que pueden llegar, incluso, a ser bailables. Todo un acierto que logra que el resultado sea más accesible para el gran público, pero siempre manteniendo intacto el factor sorpresa. El minutaje de las canciones es el único vínculo  con la tradición drone. Las canciones raramente suelen rondar las 10 minutos de duración.

El resultado sigue siendo igual de fascinante, sugestivo y psicotrónico que el anterior. “Surf Solar” es una de las mejores canciones que ha firmado este dúo y también una de las más digeribles. Pero no conviene olvidar la brillantez de “Olympians”, la excelencia sonora de “Space Mountains” o el ritmo casi de procesión que le imprimen a “The Lisbon Maru”.

Una experiencia musical inolvidable, que mejora muchas de las constantes sonoras de Street Horrrsing y que constituye un trabajo más sólido y accesible que su predecesor.

PUNTUACIÓN: 9

Comparte este artículo:

Comentarios

1 comentario para “Fuck Buttons: Tarot Sport”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Fuá. No había escuchado esto hasta ahora y ME PIRRA.

    Escrito por marcos c. | febrero 25, 2010, 18:36

Escribir un comentario