// estás leyendo...

Cine

Yo, también

Yo, también

No las tenía todas conmigo cuando compré la entrada para Yo, tambíen. Me habían dicho que Lola Dueñas había vuelto a ser la actriz de Mensaka y no el robot inexpresivo que hemos podido ver recientemente en las películas de Almodóvar – esto me hace pensar que ya va siendo hora de preparar un artículo sobre lo bien que trabajan algunos actores cuando no tienen al director de Kika pululando alrededor – pero también es cierto que el cine social, y más si es español, me tira un poco para atrás. Mis sospechas eran infundadas. Álvaro Pastor y Antonio Naharro, que interpreta al hermano del protagonista, han conseguido integrar perfectamente la parte social de la película dentro de una historia que funcionaría perfectamente si la temática ‘síndrome de down’ no estuviera presente. Además, los directores han tenido el detalle de cuidar al aspecto formal de la película, y no han optado por el tono documental realista que Laurent Cantet, presidente del jurado que otorgó la Concha de Plata a Lola Dueñas y Pablo Pineda en el último Festival de San Sebastian, usó en La Clase y que a mi tanto me molesta. Y es que ya lo decía Mary Poppins: ‘con un poco de azúcar esa píldora que os dan pasará mucho mejor’. Aquí el azúcar está compuesto por una banda sonora cuidada, seleccionada por Guille Milkyway; una fotografía donde mandan las texturas quemadas, un ritmo que nunca decae y una Lola Dueñas que se sale de la pantalla, te coge de las solapas y ahí te deja cuando acaba la película. Y no es que el resto del reparto esté mal, al contrario, hay unos secundarios que consiguen ponerte un nudo en la garganta de vez en cuando (Isabel García Lorca, que interpreta a la madre del protagonista, y Catalina Lladó, que interpreta a la madre de Luisa) pero la película es de la actriz protagonista y, por qué no decirlo, también lo es un poco de Pablo Pineda que consigue crear junto a Dueñas las mejores escenas del film y algunas de las más emotivas y creíbles que hemos visto recientemente en el cine español. Puede que su Concha de Plata haya puesto a parte de la crítica en su contra – resulta francamente incomprensible que no se la llevase Ricardo Darín – pero no por ello hay que negar que Pineda emociona cuando debe y que su interpretación es creíble, natural y seria.

Lola Dueñas comentaba en una entrevista que la producción de la película se cayó muchas veces, que costó encontrar financiación y que todos los premios del Festival de Donosti han hecho que ese esfuerzo se vea recompensado. Por lo que a mi concierne, verla ella interpretando así a Laura, compensa los 9€ de la entrada.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

1 comentario para “Yo, también”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. … incrédulo!
    Yo, también, se merece lo mejor :)

    Escrito por Xabi | octubre 26, 2009, 00:30

Escribir un comentario