// estás leyendo...

Discos

Pet Shop Boys: Yes

Yes, Pet Shop Boys

Desde antes de que saliera, tuve la sensación de que Yes sería un álbum especial dentro de la carrera de Pet Shop Boys. Tal vez por ser el décimo que publican (descontando recopilatorios, directos, bandas sonoras y los Discos) o por venir justo después del merecidísimo premio/homenaje de los Brit Awards de este año, el caso es que es algo así como la consagración de una trayectoria modélica (con lógicos altibajos) que ha ido dejando incontables hits por el camino, pero también una tarea ardua y, sin embargo, exitosa: la dignificación del pop. Sí, ese género musical considerado por muchos de segunda división, el único al que se le añaden prefijos como tonti, el más denostado por los integristas de la autenticidad musical. Neil Tennant y Chris Lowe han ido cimentando paso a paso una carrera perfectamente diseñada, reivindicando que en la música la frivolidad, el hedonismo, y, si me apuran, lo hortera, no están necesariamente reñidos con la inteligencia, la elegancia y el buen gusto. Y más aún: en estos tiempos en los que algunos de los llamados dinosaurios de la música (no diré nombres, todos sabemos quiénes son) caminan con pasos erráticos y no hacen más que caer en la autocomplacencia, resulta reconfortante ser testigo de que dos caballeros de 54 y 49 años conservan intacto su talento y nos lo ceden amablemente en este excelente disco, el mejor en mucho tiempo, sintomático de que todavía tienen cuerda para rato. Yes, Pet Shop Boys.

(Nota: Pulsando en el título de cada canción pueden escucharla en Spotify).

1. “Love etc.”. Abren el disco con el redondo y ya más que conocido primer single, y deciden ir rápidamente el grano: tras la intro con esos sonidos que recuerdan a videojuego de 8 bits (algo plasmado también en el vídeo), pasan olímpicamente de la estrofa y se marcan directamente un puente que conduce a un glorioso estribillo que aparece ya en escena a los 30 segundos. Participan en la composición y los coros Xenomania (productores de todo el disco), en una canción en la que todo encaja como un mecanismo de relojería y que deja la sensación de lo difícil que debe de ser hacer una canción tan aparentemente fácil. La letra, celebración absoluta del amor, deja grandes sentencias como “Don”t have to be beautiful, but it helps” o “I believe, call me naive, that love is for free”. Clásico instantáneo, que dicen.

2. “All over the world”. Calificada por uno de los redactores de Discotraxx como “puta horterada” (sic) y “posiblemente su peor canción de toda la historia”, pero no puedo estar en más en desacuerdo. De hecho, era una de las que más me había llamado la atención en su actuación de los Brits y en el fragmento que se oía en la preescucha del álbum, y el resultado final ha confirmado mis expectativas. Representa, como “Go West” o “Se a vida é (That”s the way life is)”, el espíritu más festivo de Pet Shop Boys, y también su faceta más recargada y barroca. Tiene de todo, hasta fanfarrias, samples de Tchaikovsky y vocóder. Y queda bien. Y será single.

3. “Beautiful people”. Uno de los defectos más acusados de Fundamental, el anterior álbum del dúo, era su irregularidad. Los grandes temas se alternaban con otros más, digamos, insulsos, que solían ser los de ritmo más sosegado. Parecen haber aprendido la lección desde entonces, porque canciones como “Beautiful people”, con menos apariencia de hit, mantienen admirablemente el tipo. Tennant narra una historia de escapismo y búsqueda de la felicidad en medio de una melancólica orquestación, que corre a cargo de Owen Pallett (Final Fantasy), uno de los colaboradores de lujo de Yes. Otro, Johnny Marr (quien, mal que le pese, siempre será el ex guitarrista de The Smiths), aporta en este caso la armónica.

4. “Did you see me coming?”. Marr sí toca aquí la guitarra, con la que comienza la canción, lo cual invita irremediablemente a rememorar Electronic, el proyecto que compartió con el propio Neil Tennant y Bernard Sumner, de New Order, y más en concreto el tema “For You”, de su segundo disco. Luego, un nuevo estribillo inmediato, que hace a “Did you see me coming?” otra firme candidata a single. Las incógnitas sobre la producción de Xenomania se van despejando: no desvirtúa el típico sonido del grupo y en ocasiones como esta ni siquiera se nota. Un tema 100% Pet Shop Boys.

5. . Otro fantástico (aunque un poco más corto sería aún mejor) no hit que no cuesta imaginarse dentro de Behaviour. El ritmo más pausado invita a fijarse atentamente en una letra que habla sobre debilidad, dependencia y, como casi siempre, amor. Una nueva prueba, en fin, de la versatilidad que han alcanzado dentro de su personal universo musical.

6. “More than a dream”. Me resulta difícil decir cuál es mi canción favorita de Yes, pero desde luego esta es una de las firmes candidatas, y, en cualquier caso, mi favorita ahora mismo. Es una de las tres (junto a “Love etc.” y “The way it used to be”) que coescriben Xenomania, y también una en la que más patente dejan su sello (¡qué coros!). Los Pet Shop Boys frívolos y petardos hacen aquí su aparición, y no puedo evitar que “More than a dream” me recuerde en cierto modo a S Club 7/8 (eh, ni que eso fuera un defecto) o a su versión mini, S Club Juniors (escuchen “New Direction”, un temazo). Sobre todo, el brillante minuto final, con esos “a-a-aaaaah”, uno de mis momentos predilectos de Yes. Y una frase que, por su sonoridad, no dejo de repetirme mentalmente estos días: “It”s not as strange as it might seem”.

7. “Building a wall”. No parece tener el aparente gancho de otras, pero la diferencia con otros discos (el ya mencionado Fundamental o el más flojo Release) radica en que aquí encontramos pocas tentaciones de saltarnos canciones. Lo dicho, aunque “Building a wall” no es de las que más llama la atención las primeras veces que uno escucha el álbum, tiene algo que acaba atrapando. Algunos de sus alicientes vienen en la parte vocal: tenemos ocasión de escuchar ese recitado/rapeado tan personal de Neil Tennant y, por primera vez desde hace mucho tiempo, la voz de Chris Lowe (“Who d”you think you are? Captain Britain?”). Las extrañas asociaciones mentales que suelo hacer emparejan lejanamente esta canción, aunque solo sea fonéticamente, con “We Need a War”, de Fischerspooner.

8. “King of Rome”. Volvemos al salto cualitativo con respecto a su anterior disco. Con los precedentes, asustaría esta canción si nos la describieran. Falsa alarma, es una joya. Sus cinco minutos y medio se pasan como un suspiro, en medio de ese ambiente ensoñador y nostálgico, por momentos cercano al trip hop (¿no es algo así como un “Unfinished Sympathy” con menos potencia vocal y un ritmo más parsimonioso? Un gustazo volver a disfrutar con las baladas de Pet Shop Boys.

9. “Pandemonium. Es cierto, huele a megahit por todas partes, pero no me acaba de convencer, y va camino de convertirse en una de esas raras canciones del grupo por las que no comparto el entusiasmo general (como “Heart”, “New York City boy” o, últimamente, “The Sodom and Gomorrah show”). El hecho de que por encima casi se pueda cantar “Rey del glam” tampoco ayuda, más bien distrae. Por cierto, ¿no querían Fangoria convertirse en los Pet Shop Boys españoles? Pues, hoy en día, mejor casi no comparamos… (fin del momento aticémosles a Fangoria, tan en boga últimamente en este blog).

10. “The way it used to be”. Un ejemplo del subgénero en el que el dúo británico se ha hecho experto y maestro: mezclar sonidos electrónicos más propios de las pistas de baile con melodías y letras tristísimas. La de “The way it used to be”, acerca de bonitos recuerdos del pasado que ya no volverán cuando el amor se fue, sobrecoge, y más aún en la parte en la que Carla Marie Williams la interpreta a medias con Neil Tennant. Si de la combinación de talentos de Pet Shop Boys y Xenomania salen cosas así, uno solo puede desear que no sea esta la última vez que colaboren. Sublime.

11. “Legacy”. Tal vez la más grandilocuente en cuanto a arreglos orquestales (nuevamente Owen Pallett) y letra (con una parte en francés y otra un poco desconcertante y fuera de lugar, la que dice “That Carphone Warehouse boy has been on the phone. He wants to upgrade the mobile you own”. Sus características y duración (más de seis minutos) hacen que su lugar natural sea el final del disco, aunque cabe recordar que para Fundamental eligieron “Integral”, una de las mejores.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

17 comentarios para “Pet Shop Boys: Yes”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. No entiendo la fascinación general con este disco. Posiblemente los PSB sean de los grupos más chulos de la historia: me gusta la voz, me gustan las canciones (y de hecho, “West End Girls” es de mis canciones favoritas de todos los tiempos) y ellos me caen bien. Cuando les vi en directo me lo pasé como un enano. Y sin embargo, este disco… no me entra.

    Me parece un disco de Soraya bien producido.

    Escrito por marcos c | marzo 27, 2009, 10:46
  2. ¿En Love etc. cambia ligeramente la velocidad de la música varias veces o son imaginaciones mías?

    Escrito por belelle | marzo 27, 2009, 10:52
  3. Todo lo que tocan queda impregnado de esa mágia musical y hedonista que sólo ellos pueden conseguir. Hay para todos los gustos, pero lo realmente importante es que PSB evoluciona y son reconocidos como músicos cuando al principio pocos apostaban con ellos.

    Los he visto dos veces en directo y no dejan de asombrarme con esos conciertos músico-teatrales.

    Sin duda estamos ante un dúo histórico que va un paso por delante de las tendencias y anunque suene raro decirlo, con una excelente proyección a pesar de que PSB pasen de la cincuentena.

    Escrito por José Ruíz | marzo 27, 2009, 12:37
  4. Estoy de acuerdo contigo, All Over The World es estupenda. Ojalá sea single.

    Escrito por LadyChampagne | marzo 27, 2009, 13:30
  5. Marcos, a mí me parece que tiene buenísimas canciones, que es lo que yo les pido. De todas formas, y en contra de lo que pueda parecer, no es un disco que me entrara a la primera, eso solamente me sucedió con las dos primeras, el resto son “growers”, etc.

    Belelle, yo no noto que cambie la velocidad de “Love etc.”. :S

    Escrito por eurocero | marzo 27, 2009, 17:13
  6. es que yo le doy unas pastillas especiales para que note cositas…

    Escrito por almejita | marzo 27, 2009, 18:33
  7. Atemporales y vigentes desde hace veinticinco años. Me gusta mucho “this used to be the future” con Philip Oakey, “King of Rome” y “The way it used to be” me parecen de una melancolía exquisita. Yes será de mis favoritos junto con Behaviour.

    Escrito por jose | marzo 27, 2009, 19:08
  8. El disco me parece bestial, y me ha pasado lo mismo, que salvo los hits descarados, el resto me ha ido gustando más según lo escuchaba. De hecho coincido peligrosamente en los comentarios individuales sobre las canciones, eurocero. Aunque a mí “Pandemonium” me parece la leche.

    Por cierto, “Building a Wall” me recuerda por algo a esta de De/Vision.

    Escrito por duka | marzo 28, 2009, 02:59
  9. Cada día me cambio de opinión y tengo una favorita. Hoy es The Way It Used To be. La estoy oyendo y tengo la carne de gallina… Estos días pasados fue Beautiful People. Pero en fin, como yo con estos dos hace tiempo que perdí la objetividad, me alegra ver que todo su público les adora por igual y que no me he vuelto loco o tengo el síndrome de Estocolmo!

    Escrito por Xabi | marzo 29, 2009, 19:39
  10. Si despues de algo asi como 25 años de trayectoria, estos señores siguen creando musica de esta calidad, pues, saquemonos el sombrero y solo demoles las gracias. Un tema mas o menos no baja un apice su talla musical. Saludos desde Argentina!

    Escrito por fer | marzo 30, 2009, 03:30
  11. Magnífico ejemplo de evolución y fidelidad a la vez, si es que esto es posible.

    Son grandes de principio a fin. Sólo les veo discos y canciones formidables por toda su historia.

    Deseandico estoy de volver a verlos en directo.

    En Yes todas las canciones son magníficas, pero “Did you see me coming?” me convierte en el Doctor Manhattan.

    Escrito por Warp | abril 2, 2009, 13:58
  12. ¡Yo también quiero volver a verlos! ¡Que los traigan ya!

    Escrito por eurocero | abril 2, 2009, 16:03
  13. Es una pena que este duo nunca llegue a tener el reconocimiento de leyendas de la musica como el que tienen grupos o solistas que llevan tantos años como ellos o menos,y solo porque la musica pop tiene menos consideracion artistica que el rock,por ejemplo.
    Pero me da igual,hace tiempo que no sacaban un disco tan logrado,aunque la ultima cancion no la acabo de entender,pero “all over the world” o “more than a dream” son sublimes,entre otras.Seguid asi y no cambieis

    Escrito por rai | abril 17, 2009, 22:22
  14. que tal a todos, soy fans de los PET SHOP BOYS me encanta su musica, y con respecto al albun “yes” es bueno, la mejor cancion sin duda es “Pandemonium“ tiene un parecido al tema “so hard” (behavior)

    Escrito por esteban | mayo 3, 2009, 18:43
  15. me gusta mas fundamental, pero hay que reconocer que yes tambien es otro buen disco, estos si que no saben lo que es la decadencia.

    Escrito por kilo | mayo 8, 2009, 14:25
  16. [...] You See Me Coming?” ha sido finalmente la canción elegida como segundo single del excelente Yes, al que, inexplicablemente, Pitchfork ha despachado con una paupérrima nota de [...]

    Escrito por Pet Shop Boys: “Did You See Me Coming?” | discotraxx | mayo 15, 2009, 20:24
  17. [...] Yo no quiero engañar a nadie, Pet Shop Boys son, probablemente, mi grupo favorito de la historia. En ocasiones, cuando Astrud sacan disco, o me pongo a reescuchar su discografía, tengo dudas, pero no demasiado relevantes. Manolo y Genís son más próximos, pero Neil y Chris tienen algo más. Si duele pensar que Michael Jackson ha muerto, reconforta constatar que Pet Shop Boys siguen vivos y coleando más que nunca. Es una gran fortuna que tus ídolos sigan tan activos y sacando discos tan placenteros como Yes. [...]

    Escrito por Pet Shop Boys (Palacio Vistalegre, Madrid, 9/7/09) | discotraxx | julio 9, 2009, 02:42

Escribir un comentario