// estás leyendo...

Discos

The New Raemon: A propósito de Garfunkel

New Raemon

Ramón Rodríguez es zurdo, aunque toca la guitarra como si fuera diestro; tienes dos hijas guapísimas, una de ellas fan de AC/DC; es daltónico y miembro de Madee y Ghouls’n’Ghosts, aunque una cosa no tenga relación con la otra, y el año pasado creó el proyecto New Raemon para dar la brasa a la gente con sus canciones en castellano. Una “brasa” que se ha materializado en A propósito de Garfunkel, un debut sencillamente imprescindible que no deja de sonar en mi iPod gracias a unas letras buenísimas envueltas en unos arreglos que dejan las etiquetas “cantautor” y “folk” pequeñas para describir lo que se ha plasmado en el disco.
Empezando por la portada de Martín Romero, que dan ganas de enmarcarla y colgarla en la pared, y acabando por los deliciosos 34 minutos en los que The New Raemon diserta sobre todos los clichés de una ruptura.
Realmente el trabajo no necesita mucha introducción. Basta con los 20 primeros segundos de “La Cafetera”, primer tema del Lp, para saber de qué va todo. “Escribiendo en servilletas que tú tienes mucha jeta” es la primera frase y ya es suficiente para entender las diferencias entre cantar en castellano y hacerlo en inglés. Por mucho que una persona pueda dominar las dos lenguas hay determinados tonos, juegos de palabras o ironías que no se puede plasmar en un idioma que no sea el tuyo. “He bebido hasta jurarme que hoy no intentaré olvidarte//ya no me quedan verguenzas, implorando que te vuelvas y recogas los pedazos, pero tú no harás ni caso// preparando cafeteras para que tomes conmigo otro almuerzo distinguido disfrutando del domingo“.

“Tú Garfunkel”, es mi tema favorito y el de mis vecinos. En serio, después de meses escuchándolo una y otra vez a todo volumen, el otro día el del 5º me preguntó a ver de quién era la canción esa del “yo soy Simon, tú Garfunkel”. Le dejé una copía en el buzón pero todavía no me ha dicho nada. La canción, el disco entero, gira en torno a Garfunkel que en realidad, y aunque juegue con ello – en las fotos de promoción se puede ver la portada del componente marginado del duo – no es Art Garfunkel sino una chica y si nos fijamos en ” ahora compartimos noches con el primero que pasa//y si trae comida china el chino del oso panda, de repente se me enfría y el arroz se me atraganta” no creo que haya que explicar mucho más sobre el tema en cuestión. Preciosa la parte de la comida china. A veces un acto tan normal y cotidiano como pedir comida a un japo no es lo mismo si no se hace con tu pareja. Eso es así.

El resto del cd discurre entre canciones cuidadas, presuntamente delicadas pero que esconden verdades como puños, algunas escritas con un sentido del humor bastante peculiar, ante las que no puedes más que asentir. Y lejos de meter relleno a tutiplen – un beso muy fuerte a para Russian Red – todos los temas tienen algo que hacen que sea practicamente imposible no escuchar el disco en modo “repeat all” durante toda la mañana. Lo que, en estos tiempos que corren, es algo bastante poco habitual. Si con joyas como “Fuera Complejos” o “Saben aquel que diu” The New Raemon no consigue un hueco en el panorama musical español, casi siempre más preocupado en parecer que en ser, es porque realmente algo falla y el chiste indie no tiene ni puta gracia.

Aunque bueno, quizás tenga algo que ver lo complicado que resulta poder encontrar A proposito de Garfunkel en una tienda de discos. En su web te cascan 7 euros por gastos de envío y en la fnac, al menos en Bilbao, sólo tienen la edición en vinilo. Y es curioso porque en una entrevista que The New Raemon concedió a Hipérsonica (y que he usado para redactar este artículo) cuando le preguntaban por la situación del mercado discográfico, esgrimía unos argumentos que poco o nada tienen que ver con que yo no pueda comprar su debut a un precio normal. Yo intento que cada disco que hago sea bonito, tanto las canciones cómo el artwork. En el caso de “A propósito de Garfunkel” imprimimos las primeras copias en formato libro-CD. Es una forma de recompensar a los primeros compradores. Ya está a punto de agotarse y la segunda edición no será así, será un cd como los de toda la vida. No me parece bien por ejemplo lo que hacen algunas majors. Editan un disco, se vende un montón y entonces lo reeditan en un formato más lujoso y con extras. ¿Qué pasa entonces con la gente que ha comprado la primera? ¿No habría que recompensar primero a esas personas? Yo pienso que sí, por eso hago al revés. ¿El mercado? Está peor que antes porque la gente no tiene dinero para gastar en discos. La vida está muy cara, los discos también. Es por eso que vendo los discos de mi sello Cydonia a 10€ en nuestra web y en la mayoría de tiendas. Pues vale.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

3 comentarios para “The New Raemon: A propósito de Garfunkel”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Hola majete,

    Mis discos (lo de The New Raemon), los edita el sello Bcore, en la entrevista hablo de los discos (de otros artistas como Egon Soda o Sanpedro) que yo edito en el sello que yo dirijo.

    En el caso de la primera edición (ya agotada) el cd rondaba entre 12 y 14 euros (dependiendo de la tienda) debido a lo caro que costaba imprimir el diseño en el formato disco-libro.

    La segunda edición se venderá más económica, aunque en una edición en plástico menos bonita.

    Muchas gracias por el articulo, me alegra encontrar a gente que aprecie el disco.

    Mil gracias,
    Ramón.

    Escrito por The New Raemon | febrero 21, 2009, 21:13
  2. [...] las listas de lo mejor del año, publicar un álbum debut – parece que estamos en racha después de New Raemon y Klaus&Kinski – realmente interesante y adictivo. Tanto es así que en apenas una semana, [...]

    Escrito por Templeton: Exposición Universal | discotraxx | febrero 24, 2009, 08:07
  3. [...] par de meses después I love your glasses sea como unos 4 euros más barato. Cuánta razón tenía New Raemon cuando afirma que se debe mimar a los primeros [...]

    Escrito por Russian Red tiene pintalabios gratis | discotraxx | marzo 6, 2009, 07:46

Escribir un comentario