// estás leyendo...

Cine

El soporífero caso de Benjamin Button

Desde que Fincher empezó en esto del cine y dejó lo de hacer videoclips para otros, la calidad de sus trabajos ha ido, salvo algún incompresible tropezón (o concesión), hacia arriba. En su carrera tenemos un comienzo difícil (Alien 3 y la dificultad que conllevaba empezar con algo como eso), un pelotazo de proporciones gigantescas como Se7en, un intento de repetir la jugada (aunque al final no) con The Game, su película de culto y excelente adaptación -El club de la lucha-, un estrepitoso fracaso comercial y de crítica como La habitación del pánico y su film controvertido (defendido hasta la muerte por unos -yo estoy ahí- y puesto a caldo por otros) que fue Zodiac. Todos nos temíamos que lo siguiente iba a ser un baño de multitudes, una de esas películas hechas para gustar, desde el princio orientada a acaparar el máximo número de nominaciones y conseguir la mayor repercusión mediática posible. Si en el pasado ya lo hizo Gus Van Sant… ¿por qué él iba a ser menos?

El problema es que no contaban con un pequeño detalle: el guionista, Eric Roth, autor de Forrest Gump, se las ha colado. Y no sólo les ha colado una historia que se toca en demasiados puntos con la película de Tom Hanks. Eso podríamos hasta perdonárselo. Se la ha colado porque les ha colocado un guión de 166 páginas (1 página suele equivaler a un minuto en pantalla, o eso dicen) con una historia que podría haber sido resuelta en 20. Un cortometraje, vamos. Una capítulo de Alfred Hitchcock presenta. Si me apuras, un episodio de Historias para no dormir. Pero claro, hay que ponerse en la piel del pobre Fincher: David, que tenemos este guión del autor de Forrest Gump, El buen pastor, Munich y Alí. Que Brad Pitt y Cate Blanchett han dicho ya que sí. Que tienes carta blanca para tener a quien quieras. Que es una historia muy Oscarizable. Que vas a poder contar una historia diferente a lo que solías hacer hasta ahora. Que tienes al mejor equipo de efectos especiales. Que bla bla bla…

Difícil decir que no. Y una vez que es que si… llega el siguiente problema. La duración. El relato corto no da para mucho y quieren una película de sentimientos épica. Así que hay que rellenar. Y ni cortos ni perezosos, el guionista por un lado se pone a introducir giros (por llamarlo de alguna manera; si acaso pequeñas desviaciones) de guión que hacen que la cosa se alargue de una manera bastante descarada e innecesaria y el director, irreconocible, se pierde en puestas de sol sonrojantes, diálogos de parvulario (casi todos, eso si, para el Sr. Pitt), escenas calcadas literalmente de Forrest Gump (ese barco, ese capitán Mike, esa Blanchett diciendo aquello de “Benjamin, ¡ya no somos niños! tienes que aprender a dejarme ir”…) y subtramas argumentales que más que aportar, despistan a un espectador que lleva esperando que pase algo o que se nos cuente lo que nos han prometido alguna vez.

El caso es que si algo molesta de semejante truño es la ineficacia con la que sus autores lo han resuelto. Partiendo de una base que podía dar para mucho… ¿cómo es posible que en todo el metraje no consiga que nos interesemos ni por un momento en el devenir de los personajes? ¿cómo se puede nominar a Brad Pitt por una interpretación tan hierática y tan poco adecuada para ese personaje? ¿por qué  muestras la vejez-niñez de Button durante cerca de dos horas y después, la parte del relato que más interesa (el Button niño por fuera viejo por dentro)  la resuelves en quince míseros minutos? ¿y por qué me sacas del cuento de esa manera, subrayándome con fluorescente amarillo de grosor 15 ESE hecho ocurrido hace unos años que hace que todo el halo de fantasía se vaya al garete?

En definitiva: la gran apuesta de la industria hollywoodiense del año, con 13 nominaciones a los Oscar, es un soberano coñazo. Sin paliativos, sin anestesia. No se me ocurre otra forma de definir esto. Ahora eso sí: la música está bien, la foto también y los efectos especiales (que no el maquillaje) son impresionantes. Y sobre todo esos que hacen que Pitt sea calcado a como era hace 15 años, cuando los tiempos de Joe Black: aún sigo preguntándome cómo lo han hecho.

Sólo esperamos que la próxima película, la que le deben haber prometido a Fincher por hacer esto, merezca la pena.

Comparte este artículo:

Comentarios

16 comentarios para “El soporífero caso de Benjamin Button”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. La habitación del pánico fue un fracaso de crítica y público? Jodor, no me entero de nada.

    Escrito por Nico del Moral | febrero 17, 2009, 07:58
  2. Jodo… lo pusieron a caldo los críticos. Y a la Foster ni te digo.

    Escrito por hexadigame? | febrero 17, 2009, 08:25
  3. … yo lo flipo. Pero si es una película de putin bolo.

    Escrito por Nico del Moral | febrero 17, 2009, 09:30
  4. A mí la Habitación me encantó.

    Escrito por marcos c. | febrero 17, 2009, 11:20
  5. Vale, puede que sólo una parte de la prensa generalista la recibiera mal. Quería decir que la impresión que yo tenía, con el paso del tiempo, es que esa peli es la “obra menor” de Fincher, si es que se le puede llamar así. No estoy diciendo que sea ninguna bazofia ni nada por el estilo hombre. Porque es que, además, tiene uno de los travellings más tramposos y bonitos hechos en cine en los últimos años.

    Escrito por hexadigame? | febrero 17, 2009, 11:25
  6. Pues a mi la del niño viejuno me ha gustado. Vale, le sobra metraje y hay películas infinitamente mejores… The Reader, Revolutionay Road o Doubt son peliculones y dignifican MUCHO los Oscar de este año. La del niño perruno hindú es la más espantosa de todas.

    pd: ¿Cual es el hecho ocurrido hace 15 años del que hablabas?

    Escrito por Xabi | febrero 17, 2009, 13:40
  7. No es de hace 15 años. Me refería (spoiler) al paso del famoso huracán cuyo nombre empieza por K.
    Lo de 15 es que me lo subraya con un rotulador edding de grosor 15, por si no me había dado cuenta con las pistas del televisor del hospital.

    Escrito por hexadigame? | febrero 17, 2009, 13:53
  8. jajaja perdona, entre lo del grosor 15 y lo de Pitt hace 15 años me enredé yo solo. Es lo que tiene leer mientras curras ;)

    Si, lo del (SPOILER) Katrina me sobra totalmente. Tampoco lo entedimos ninguno de los que fuimos. Intentábamos encontrar la metáfora (el agua llevándose ese reloj… no sé) pero na.

    Escrito por Xabi | febrero 17, 2009, 14:01
  9. comparto totalmente la crítica!! y se t ha olvidado comentar lo de los cortes para ver a la blanchet muriéndose y lo del katrina, q pesadez!!!

    Escrito por gasord | febrero 17, 2009, 21:52
  10. (spoiler) ah y el momento amelie q explica el accidente de la blanchet? nadie piensa q no pegaba ni con cola?

    Escrito por gasord | febrero 17, 2009, 21:54
  11. Pues mira, ese momento, la historia del reloj del principio y la aventura en el hotel es lo único que me gustó.

    Escrito por hexadigame? | febrero 17, 2009, 22:04
  12. Defiendo a muerte la habitación del pánico pero esta película no despertaba para nada mi interés porque a) el trailer era malísimo (ya veo que es que no podían mostrar nada mejor) y b) tengo manía desde tiempos inmemoriales a f. scott fitzgerald, autor de la historia en la que se basa la peli (si no me equivoco.
    Con lo que leo, ya no tengo dudas! pasando!

    Escrito por Patsy Stone | febrero 17, 2009, 22:22
  13. Qué miedo. Tengo ya pocas ganas de verla y no me estáis ayudando nada. xD

    Aunque, Xabi, si a ti no te gustó nada la del millonario, como a mí, y esta sí… venga, confío, le daré una oportunidad (pero tengo otras en espera antes).

    Escrito por eurocero | febrero 17, 2009, 23:29
  14. Joe, me pasa igual, me daba pereza y ahora me da miedo!

    Escrito por duka | febrero 18, 2009, 00:21
  15. Eso, tened miedo y no la veáis, me lo vais a agradecer fijo.

    Escrito por hexadigame? | febrero 18, 2009, 18:56
  16. a mi me gusto muy esa peli y se la recomiendo a todos los q puedo aqui en venezuela tiene muy buenas criticas

    Escrito por gabriel | febrero 20, 2009, 06:33

Escribir un comentario