// estás leyendo...

Discos

Los Fabulosos Cadillacs: La luz del ritmo

Los Fabulosos Cadillacs

Se pueden contar por decenas, si no centenas, los grupos que este año se han vuelto a reunir para revivir viejos tiempos publicando el recopilatorio de rigor y haciendo una gira llena de éxitos y de un poco de cara dura. El regreso de Los Fabulosos Cadillacs podría entrar en esta tendencia si no fuera porque La luz del ritmo es un disco como la copa de un pino.

Lejos ya los tiempos del ma-ma-matador (probablemente uno de los temas que más odio), los argentinos han vuelto con un trabajo bien producido y unas canciones impresionantes acompañadas de una portada del gran Alderete. Es cierto que La luz del ritmo está compuesto por 6 canciones antiguas que han revisitado, 2 versiones y tan solo 5 temas nuevos, pero con escuchar una sola vez la versión que hacen del “Should I Stay Or Should I Go” es suficiente para darse cuenta de que cuando vuelven la vista atrás lo hacen con gusto y respeto. El cover de los Clash es sencillamente un trallazo de los que ya no se hacen añadiendo unos metales con los que resulta imposible quedarse quieto.

A lo largo de estos años los argentinos se han dejado a algunos amigos por el camino, y el homenaje que les rinden es de lo mejor del disco. “Nosotros egoístas”, dedicada a Gerardo “Toto” Rotblat, percusionista del grupo que murió de un edema pulmonar en marzo del 2008, es una canción pop realmente emotiva: “Se nos hace difícil actuar / por quererte y no tenerte / nunca dejaremos de escuchar / lo que nos dijiste el día / que te fuiste”. El segundo “in memoriam” viene con “Basta de llamarme así“, un tema del que mejor no decir nada y limitarse a ver el vídeo. El resto del disco avanza sin apenas relleno mezclando soul, funk, ska y reggae con éxito y sin ningún tipo de pudor. El eclecticismo siempre ha sido marca de la casa de los Cadillacs -basta recordar aquella versión del “Strawberry Fields Forever” donde cantaban en spanglish con una alucinada Debbie Harry-, pero en La luz del ritmo alcanza niveles realmente notables. De la salsa/funk del tema que da nombre al disco a la bestialidad del funk/soul/disco de la versión de Ian Dury, “Wake Up And Make Love With Me”, una auténtica oda al sexo anal: “tengo la llave del amor / hay que ser suave y todo te cabe / yo te dije que te pusieras de atrás pero no dije que te vaya a gustar”. Y qué decir de la revisitación de “Mal bicho”, que en algunos momentos recuerda a la maravillosa “Across 110th Street” de Bobby Womack.

El disco se edita ahora en España, y ojalá que sirva para poder disfrutar en directo de un trabajo sencillamente espectacular donde Ian Dury, los Clash, Madness y los Specials se dan la mano con ritmos latinos que se mezclan con el mejor soul, funk y reggae. Como Mark Ronson oiga este disco se va a comer los puños.

Como siempre, el enlace spotify donde podrán comprobar que todo lo que digo es cierto.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

No hay comentarios para “Los Fabulosos Cadillacs: La luz del ritmo”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

Escribir un comentario