// estás leyendo...

Videodrome

Videodrome 30/01/09

Michael Mann es probablemente uno de los directores más interesantes que pueda haber ahora mismo en activo. Su estilo, en el que se mezcla el buen hacer del artesano con un sentido estético arriesgado – pocos usan el vídeo digital con su maestría – queda patente en películas como Ali, Collateral, Heat o Corrupción en Miami. Mientras esperamos el estreno de su nueva película, Public Enemies, ambientada en los años 30, repasamos algunos de sus mejores títulos que se encuentran disponibles en su videoclub.

Manhunter (1986) Hannibal Lecter debutó en el cine en esta película de culto, rescatada por los fans de Mann tras el éxito de Heat, protagonizada por el ahora famoso Grissom de CSI en donde el director de El Dilema hace ya gala de su característico estilo visual, su sentido del ritmo y esa capacidad para crear atmósferas que ya quisiera Ridley “pongo un par de velas” Scott. Aunque en su momento pasó desapercibida, ni la crítica ni el público respondieron, Manhunter ha tenido al menos tres oportunidades para ser revisitada. Tras el éxito de El Silencio de los Corderos, muchos volvieron la vista atrás para rescatar la primera aparición de Hannibal el canibal en la pantalla grande. Decepcionados por la poca presencia del personaje, unos 5 minutos, y condicionados por la interpretación de Anthonny Hopkins, la película volvió al olvido de donde fue rescatada, como decíamos, por los fans de Heat. Se apreciaron entonces algunas constantes del cine de Mann como el uso de la música, la creación de atmósferas y el talento para definir a los personajes hasta limites insospechaos gracias en parte a su talento como guionista, a los actores con los que se rodea y su capacidad para parar la acción de la trama y dedicar el tiempo necesario para que el casting pueda hacer su trabajo. La tercera oportunidad de recuperar Manhunter fue el estreno del remake, malo hasta decir basta, protagonizado por Edward Norton. Si no la han visto todavía no dirán que es por falta de oportunidades.

Heat (1995) Atención: spoillers. La vendieron como la película en la que compartían plano por primera vez Robert de Niro y Al Pacino y, aunque es cierto, Heat es mucho más que eso. Perfeccionando los apuntes que esbozó en Manhunter, Mann da un paso más en la fotografía, planificación, estilo visual, etc. y define su estilo en esta mastodóntica obra maestra de 3 horas de duración donde no sobra ni un sólo minuto. Cine negro donde el espectador tiene oportunidad de ver las motivaciones de los personajes, su entorno familiar (otra constante: la incompatibilidad entre la vida laboral y familiar) y sobre todo, el talento de Michael a la hora de dotar de un pasado a los personajes sin necesidad de hablar de ello. Es decir, en la primera escena de la película, De Niro necesita un único primer plano para definir al personaje y dejar claro el tipo de persona que es, de dónde viene y por qué es así. Es por eso que, a diferencia de Pacino que se pasa toda la película un par de tonos por encima de lo que necesita el personaje, De Niro es el mejor actor del mundo. Los fans de la película se cuentan por millones y en youtube se pueden rescatar algunos de los momentos preferidos por la audiencia. A destacar el tiroteo tras el atranco al banco (montaje, la ausencia de música para que puedas oír los jadeos de los personajes al correr… todo perfecto), el final con la persecución en al aeropuerto y, mi favorito, el momento previo a esa persecución donde el personaje de De Niro pone en práctica su lema de “Don’t let yourself get attached to anything you are not willing to walk out on in 30 seconds flat if you feel the heat around the corner” y vemos, otra vez, lo buen actor que es y la mala suerte que ha tenido Amy Brenneman. No es normal que después de mantenerle la mirada al protagonista de Taxi Driver en esa escena, sólo hiciera Daylight y tuviera que refugiarse en la televisión. El final, con un moribundo Robert De Niro dando la mano a Al Pacino para no morir sólo, admitiendo que éste ha sido un buen rival y la cara que pone Al es de los más emotivos que hay. Yo habré visto la película unas doce veces y siempre se me escapa la lagrimilla. La escena dio más de un quebradero de cabeza a Mann, perfeccionista hasta grados enfermizos por la música que Elliot Goldenthal había compuesto para el final. Al final, el director optó por una pieza de Moby que, las cosas como son, era lo que necesitaba la historia. Aquí el vídeo con la música de Elliot Goldenthal y aquí con la de Moby. No hay color.

El Último Mohicano “The last of the mohicans” (1995) Basada en una novela de James Fenimore Cooper, que ya había sido llevada a la pantalla con anterioridad, Michael Mann realizó un film clásico de aventuras que, tampoco esta vez, consiguió el éxito que esperaba. Y no se comprende porque El Último Mohicano es para verla apagando el móvil y desconectando el fijo para que no te molesten. Estéticamente, no tiene nada que ver con los anteriores films de Mann dando la sensación de que el director simplemente quería darse el gusto de rodar una película de aventuras como las que se hacían en los años 50 en Hollywood. Lejos de autorías absurdas y pedantes, Mann consigue su objetivo limitándose, que no es poco, a dejar que avance la historia con buen pulso y a rodar las batallas de la forma más espectacular posible demostrando que vale lo mismo para un roto que para un descosido. Ideal para verla en familia y pasárselo como un enano.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

5 comentarios para “Videodrome 30/01/09”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Hubo un tiempo en que todos mis amigos decían que El último Mohicano era su película favorita. Después todos pasaron a preferir Braveheart. Ahora ya no se cual será…

    Escrito por hexadigame? | enero 30, 2009, 13:07
  2. Últimamente estás muy sarcástico…

    Escrito por Nico del Moral | enero 30, 2009, 13:47
  3. Gran articulo y muy cierto, es uno de los directores mas interesantes

    Escrito por Gaspasha Gorkovskaya | enero 30, 2009, 18:40
  4. Lo digo sin sarcasmo alguno. De hecho, lo de Braveheart no lo entiendo, porque ODIO esa película. Pero El último Mohicano no la he visto y siento mucha curiosidad hacia ella, y después de leer esto más. Que esta vez no tiraba a dar, hombre.

    Escrito por hexadigame? | enero 30, 2009, 20:49
  5. Heat es una maravilla y de Niro el puto amo. Por supuesto, Pacino no le llega ni a la rodilla. Y la escena final con la música de Moby es estupenda. La Banda sonora es redonda, me encantan los temas de Moby -que sabes bien que ni fu ni fa aunque en mi cumple me regalaron dos discos suyos y bueno, he cambiado un poco mi opiniòn- y su versión del new dawn fades creo que es de las mejores de joy division nunca hechas, los de Kronos Quartet y bueno, toda ella.
    Es una película con tal cantidad de escenas que pasarán a la historia y que deberían estudiarse con detenimiento en las escuelas de cine…..
    EN cuanto al último mohicano, cuando la vi estaba en fase de rechazo de daniel y la verdad es que luego nunca la volví a ver…prometo darle una oportunidad. Nico, eres una mala influencia!!!!
    Odio además a los que critican Collateral simplemente porque sale tom, Collateral es tb la monda!

    Escrito por Patsy Stone | febrero 3, 2009, 22:07

Escribir un comentario