// estás leyendo...

Música

Daniel Merriweather: Change

Los fans de Mark Ronson estamos de enhorabuena. Daniel Merriweather, aquel chaval que cantó la versión de los Smiths con la que Ronson lanzó su segundo trabajo, publica nuevo disco y como adelanto tenemos este Change para ir abriendo boca. Compacto, elegante, adictivo y, como siempre, efectivo. El gusto de Mark a la hora de arreglar los temas convierte este Change, que perfectamente podría haber sido una horrible canción de Maroon 5, en algo perfecto para empezar cualquier sesión e ir calentando el ambiente. Daniel regala un mp3 en su web que no está del todo mal y que nos hace presagiar que su Love & War va a ser un disco muy a tener en cuenta. De momento, no nos queda otra que esperar y recordar el trabajo tan increible que ha hecho Ronson produciendo para otros artistas.

Con Back to Basics Christina Aguilera nos dejó un disco para la posteridad. Bien es cierto que tanto productor no hizo mucho bien y, la verdad, un disco doble era demasiado pero ahí estaba este Slow Down, de lo mejor del cd, donde los metales y los coros están donde deben estar y nada suena fuera de sitio. Tras escuchar el nuevo single de Chris, Keeps gettin better, parece que ahora ya no mola el rollo retro y ponemos muy en duda que la intérprete de Dirrty vuelva a trabajar con Ronson. Así es la vida y si es deseo de Christina ponerse a imitar a Goldfrapp y a Lady Gaga nosotros no podemos más que dejar de escucharla y pasar a otra cosa. La oferta musical es muy amplia y no podemos dar segundas oportunidades, verdad?

Candie Payne publicó el año pasado un disco absolutamente maravilloso que pasó sin pena ni gloria. Ronson se encargó de producir el primer single, One more chance, dada la amistad que une a éste con el batería de los Zuttons (a quienes Mark versionó el Valerie de Amy Winehouse) que resultar ser hermano de Candie. Por increible que pueda parecer ésta no es ni de lejos la mejor del disco. Temas alucinantes como I Wish I Could Have Loved You More o By Tomorrow son los grandes aciertos del debut de Candie. No están producidos por Mark Ronson pero lo que es es. Ya quisiera Sharlenne Spiteri o Duffy contar con algo así en sus repertorios. Y ojo porque todo el I Wish I Could Have Loved You More es así de bueno. Disco de culto que se dice. Ya que están, no se pierdan esta versión en directo del Sunny de Bobby Hebb que se marca Ronson con la ayuda de Candie. Casi casi tan buena como la versión de James Brown.

Mark Ronson sólo intervinó en una canción de Allright Still, el primer disco de Lily Allen, pero tras el éxito de ventas la discográfica tuvo a bien añadir una nueva versión de Smile en la que Ronson hizo lo que mejor sabe hacer. No podemos dejar de preguntarnos que habría sido de este disco si Mark hubiera tenido más protagonismo. Mientras bailamos este trallazo, que queda perfecto después del Valerie, contamos los días que quedan para escuchar el nuevo disco de Lily, ya sin Ronson, porque lo poco que hemos oído nos ha puesto los dientes largos. A la par que vamos tachando días del calendario, rezamos para que el hermano de la novia de Lindsay Lohan haga alguna remezcla de algún single.

Pues sí, resulta que el single más chulo de toda la carrera de Robbie Williams también está producido por Ronson que aquí demuestra que no sólo de soul vive el hombre. El adjetivo adictivo se creó especificamente para canciones como ésta en la que, otra vez, coros y metales consiguen crear una capa de elegancia y estilo nunca vistas en la carrera de Robbie Williams que anda ahora más pendiente de ver OVNIS que de volver a contar con Mark para relanzar una carrera cuyo declive, y nos duele admitirlo, comenzó con este single. Y es que el publico de Williams no estaba preparado para una dosis tan alta de clase acostumbrado como estaba a tonterías tipo Rock Dj y demás. Como nota curiosa, decir que en una entrevista Ronson comentó que, lejos de lo que pudiera parecer a primera vista, Robbie Williams es una auténtica enciclopedia musical y que con poca gente se puede disfrutar más hablando del tema. Si él lo dice, nosotros le creemos.

Antes del fenómeno Back to Black Ronson ya había lanzando un primer disco con el que se comió los mocos. Igual de disfrutable que Version, Here comes the fuzz vino precedido de este juguetón Oh wee en el que un sample de Sunny, versión Boney M esta vez, debería haber hecho de esta canción un éxito en toda la regla y no el fracaso que supuso a nivel de ventas y de crítica. Por más que pasen los años nunca lograremos entender el porqué de algunos éxitos – Katy Perry y su I kiss a girl es lo primero que me viene a la cabeza – y las causas que hacen que canciones como Oh Wee vayan directamente al olvido sin pasar siquiera por la casilla de salida. En fin, misterios de la vida que Iker Jiménez debería analizar en su programa para evitar futuras desgracias.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

No hay comentarios para “Daniel Merriweather: Change”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

Escribir un comentario