// estás leyendo...

Televisión

Series 2009

Probablemente no puedas meter baza cuando en la oficina comenten el capítulo de la noche anterior de CSI o Aida pero, ten fe en nosotros, si sigues estas series tu vida mejorará ostensiblemente. Muerte a Globomedia.

Gossip Girl

Gossip Girl: lo dijimos hace casi un año, y si nuestra opinión ha cambiado, es aún a mejor. La segunda temporada de Gossip Girl ha hecho caer en desgracia a Serena van der Woodsen, personaje cada vez más aburrido en sus idas y venidas con Dan (a pesar de que Blake Lively sea día tras día más mona), en favor de unos personajes que devoran la serie a marchas forzadas: Jenny cambió de peinado y dio la campanada, hasta Vanessa ha empezado a caernos un poco bien, Lily ha espabilado por fin y Dorota sigue siendo la espina dorsal de esta serie. Y, entre la medio desaparición de los Archibald y el sopor que nos produce Dan, Chuck Bass sigue siendo El Hombre Decadente. Y lo que nos espera: el retorno de Georgina Sparks, hijos secretos y más asesinatos. Lo dicho: Dinastía. marcos c.

Are you from the past?


The IT Crowd:
los informáticos vuelven con su tercera temporada, ya mediada y la mejor de todas con diferencia. Por primera vez en exteriores, se nota que hay más dinero para producción, y eso ha afectado a la calidad de los chistes… para bien, y es que por ejemplo, el capítulo dedicado a parodiar Facebook debería estudiarse en todas las escuelas de guión. Moss y Roy siguen siendo geniales, pero Jen se confirma como el personaje definitivo de la serie: pelirroja, desde que has asumido que eres una nerd, te queremos más. marcos c.

Fringe

Fringe: a medio camino entre lo más “blando” de Expediente X y lo más “tranquilo” de Alias esta nueva producción de JJ Abrahams no comenzó con muy buen pie. El personaje del loco chiflado era como una broma, el personaje femenino protagonista no tenía ni una cuarta parte de la profundidad de Scully, el hijo del profesor chiflado da la sensación de no saber cuál es su papel en la serie y las tramas era un poco caspa. De repente se empezó a vislumbrar la trama central, El Patrón, y comenzaron a aflorar personajes secundarios que van a formar, si no lo hacen ya, una mitología televisiva tan interresante como la de Alias. Para cuando estás en el capítulo 6 te das cuenta que el salto cualitativo ha sido realmente importante y la serie empieza a coger vuelo. Tan sólo se han emitido 10 episodios – el 20 de este mes se reanuda la temporada – así que tienen tiempo de ponerse al día y comenzar a disfrutar de la que esperamos sea una serie muy a tener en cuenta. Y si no, al tiempo Nico del Moral

Damages

Damages: una de abogados a estas altura de la película? Si pensabas que David E. Kelley ya había agotado todos los recursos de este género con Boston Legal estabas muy equivocado. Con la baza de contar con un actriz del calibre de Glen Close, Damages no renueva el género judicial pero en los trece episodios de la primera temporada podrás ver que no hace falta inventar nada. La trama se desarrolla a un ritmo endiablado, con continuos saltos en el tiempo y Patricia Hewes, la abogada interpretada por Close, produce la misma fascinación y/o rechazo que Hannibal Lecter y Tony Soprano juntos. Hay dos estallidos de furia de Patricia que, voy a ser sincero, me provocaron erecciones. La segunda temporada acaba de empezar y, oh dios, pinta estupendamente bien. Imprescindible. Nico del Moral

Big Love

Big Love: Big Love es una serie con una temática un tanto estrambótica. Está centrada en la vida de una familia polígama compuesta por un marido y tres mujeres, que intentan vivir como una familia americana normal. Ni que decir tiene que, por idílico que pueda parecer, el día a día no es en absoluto sencillo. Tambień refleja mucho de la vida de la comunidad más integrista, que vive en fincas aisladas del mundo exterior. ¿Os acordáis de aquella noticia sobre la detención de una de estas sectas? Pues las fotos parecían fotogramas de la serie. Sin duda lo mejor de “Big Love” son sus personajes, con Bill Paxton y Jeanne Tripplehorn fantásticos y una Chloë Sevigny absolutamente soberbia. En unos días empieza la tercera temporada. duka

Comedias, comedias, comedias: Y además, tampoco podemos dejar de recomendaros unas cuantas comedias de las que ya os hemos hablado anteriormente, The Big Bang Theory, 30 rock y How I met your mother.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

7 comentarios para “Series 2009”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Yo no se ni cómo he podido vivir sin conocer a Patty/Glenn Close ni sin haber visto esta maravilla de Damages.

    Escrito por hexadigame? | enero 21, 2009, 12:49
  2. Es grande, sí!

    Escrito por Nico del Moral | enero 21, 2009, 15:42
  3. Pero es que es más grande el saber que la segunda temporada tendrá la trama que se anuncia en el final de la primera.

    Escrito por hexadigame? | enero 21, 2009, 16:56
  4. [...] plagio tan cutre y miserable que los responsables de Acusados se han marcado saqueando vilmente a Damages, un show televisivo que, con Glenn Close al frente, está haciendo historia en la televisión [...]

    Escrito por Acusados… de plagio. | discotraxx | enero 29, 2009, 07:58
  5. Yo sigo echando de menos (y mucho) Dirty Sexy Money. Que leches ha pasado con esta serie que va y viene de Antena 3 los domingos por la noche?
    Si, esta es una de las pocas series que veo en la tele en un momento de comunión madre-hija con mi madre, partiéndonos con las idas de olla de Jeremy o pasándolo mal con las pocas desgracias que les ocurren.
    Ains… que penica

    Escrito por Eklypse | abril 29, 2009, 00:23
  6. Pues en USA quedan dos capítulos por emitir, pero después de eso ya no hay más Dirty Sexy Money. En Antena 3, curiosamente, sí han emitido esos últimos capítulos, así que igual lo que has visto era el final… A mí me encantaba, la verdad.

    Escrito por duka | abril 29, 2009, 02:56
  7. [...] Y The Good Wife serpentea, a lo largo de sus primeros 23 episodios, en los cambios que la familia se ve obligada a adoptar ante la ausencia de la cabeza paterna y ante la desaparición del principal sustento económico. Sobre ese pivote gira toda la temporada, pero no debemos olvidar que esto es una serie de abogados, como decíamos antes. Y de “protesto, señoría”, de acuerdos económicos, de abogados sin vida propia y ambición biggerthanlife y de todos los clichés que aparecen en las series de abogados. Y además, sus capítulos son autoconclusivos (excepto algún personaje o caso que repite episodio; esto no es Damages). [...]

    Escrito por The Good Wife | discotraxx | septiembre 29, 2010, 19:12

Escribir un comentario