// estás leyendo...

Prensa

Un Público sin Escolar: ¿se acabó el diario pop?

Nacho Escolar

Llevaba tiempo queriendo escribir sobre Público, y al final tengo que hacerlo por el peor de los motivos: Nacho Escolar abandona (o le hacen abandonar, más bien) su dirección. Ha sido casi un año y medio en el que algunos llegamos a creer que otro tipo de información, diferente a la que desde hace ya tiempo se estila en la prensa española, era posible. Pero con la destitución del que es, además, probablemente el blogger más popular de nuestro país, es casi seguro que esa utopía ha llegado a su fin, máxime teniendo en cuenta que su sustituto, Félix Monteira, procede de El País, y es lógico pensar que, tanto él como los mandatarios de Mediapro, intentarán aprovechar la crisis del diario de Prisa de la peor manera posible: intentado convertirse en un nuevo El País.

Tal vez sea demasiado fácil hablar a toro pasado, pero, visto ahora, con perspectiva, tal vez algo así era de esperar. Demasiado movimiento, mucha gente que ha ido y venido durante este tiempo, como Juan Pedro Valentín, que abandonó el barco en seguida para irse al Canal 24 Horas, o el fichaje estrella, Ernesto Ekaizer, un histórico de El País como Monteira, para el que se creó un puesto específico, el de editor ejecutivo, y cuya andadura se saldó con más pena que gloria: fue despedido a los ocho meses tras enemistarse con miembros del consejo y de la dirección del diario, entre ellos, dicen, el propio Nacho Escolar. Puede que durante este tiempo Jaume Roures, el dueño de Mediapro, haya estado intentando encontrar el camino por el que quiere que Público dirija sus pasos, y que Escolar permaneciera inmune hasta ahora no fuera más que una anomalía.

A lo largo de estos meses, tanto el diario como su director han sido objeto de no pocas críticas, muchas de las cuales pienso que eran injustificadas o, al menos, cuestionables, y que me sirven también para enumerar sus no pocas virtudes:

Público GTA4

- El estilo de Público se parece más a un gratuito que a cualquier otra cosa. Vale, voy a utilizar un argumento que no me gusta en absoluto, el de esos que, cuando ven una crítica contraria a algo que les gusta, un disco, pongamos por caso, dicen aquello de “Cómo se nota que en realidad no lo has escuchado”. Pero es que afirmar que Público es como un 20minutos o un ADN (de Qué! y Metro ya ni hablamos) con más páginas sí parece sintomático de no haberle prestado mucha atención. Sin hacer un análisis pormenorizado, en todas sus secciones hay profesionales excelentes que ya se encontraban entre mis favoritos antes de formar parte del periódico: Íñigo Saenz de Ugarte, Manuel Rico, Juan Varela, Manel Fontdevila, Mauro Entrialgo, Rafael Reig, Víctor Lenore, Jesús Llorente… Hay (como voto de confianza todavía no hablaré en pasado) una apuesta decidida por asuntos como la ciencia y la tecnología, una sección de cultura que se aparta de las generalidades de siempre, valentía a la hora de contar verdades sobre asuntos como las redes P2P o la SGAE que a muchos nos preocupan profundamente, opiniones sin medias tintas acerca de asuntos polémicos como el conflicto entre Israel y Palestina… A mi juicio, demasiado para quedarse solamente en lo obvio.

- “Su diseño y su precio (50 céntimos) lo hacen parecer poco serio”. Sí, el diseño, a todo color y con abundancia de fotografías y gráficos, y el hecho de que costara la mitad que los demás diarios, son vistos por mucha gente como síntomas de poca seriedad, lo cual no deja de resultarme curioso. Eran muchos los que pedían un diario diferente, pero, que, paradójicamente, se pareciera a todos los demás. Y es que se tiende a asociar lo añejo, lo tradicional, lo de toda la vida, con la seriedad o la calidad. Esta última parece que también va unida a lo que se desembolsa: algo que cuesta la mitad no puede ser tan bueno como el resto. Para los que seguían pensando así, la buena noticia era que desde hace poco ya costaba un euro (mientras el resto han subido a 1,10), aunque ahora, sorprendentemente, han vuelto al precio inicial, no sé por cuánto tiempo.

Público reina

- “Sus portadas son demasiado sensacionalistas”. Esto supongo que será también debido a la poca costumbre de que en primera plana aparezca un tema principal destacado muy por encima del resto, o a la asociación inconsciente con la prensa amarilla británica, uno de los pocos referentes conocidos del mismo estilo. Pero sensacionalismo en sí no creo que haya más que en otros periódicos, y sí riesgo, y, por momentos, genialidad. Las portadas dedicadas a la reina o al videojuego Grand Theft Auto 4 permanecerán durante mucho tiempo como un recuerdo imborrable para algunos.

- “Público es demasiado tendencioso, y está al servicio del gobierno”. Para bien o para mal, todos los diarios tienen una línea editorial que se identifica en mayor o medida con una tendencia política. Público no es una excepción, y, desde luego, nunca lo ha negado. Evidentemente, las críticas hacia la derecha y todo lo que la rodea siempre han sido más y más duras, pero yo no acabo de ver la servidumbre hacia el gobierno. Como decía en una ocasión el propio Escolar, “un diario de izquierdas y un diario de partido no es la misma cosa”, y sobre este asunto también se pronunciaba en este comentario que dejó en Menéame.

- “A Escolar lo colocó su padre ahí, y el puesto le viene demasiado grande, no tiene experiencia”. El primero es un argumento clásico: ser hijo de (Arsenio Escolar es el director de 20minutos) te abre muchas puertas, aunque yo no estoy seguro de si tantas como para que te lleven a tomar el mando de un diario de tirada nacional. Y, desde luego, aunque a todo el mundo le parece lógico que un médico sea hijo de médico o un abogado hijo de abogado (tal vez por ser estas profesiones más arraigadas), en otros campos se ve con bastante más recelo. En cuanto a lo de la experiencia, también es un arma de doble filo. En el día a día todos oímos quejas de que no se dan oportunidades a la gente joven o de que se tiende a valorar más la experiencia laboral que la valía real de los trabajadores, pero, una vez más, parece que en ciertos ámbitos todo eso se queda en lo puramente teórico.

En fin, lo que más me duele de la marcha de Nacho Escolar es el temor que me sobreviene, el de que un periódico que era único se acabe pareciendo a todos los otros, o más bien a uno en concreto (ahora de capa caída). Y, sobre todo, me duele haberme vuelto a engañar a mí mismo, a volver a creer en cosas que en este país nunca sucederán: que Austrohúngaro vendan muchos discos, que Yoigo triunfe porque da lo mismo por menos, que ser de izquierdas no se identifique con ser de Prisa, que Lost tenga más audiencia que Los Serrano, que Izquierda Unida tenga una representación más que puramente anecdótica en el Parlamento, o que un proyecto de diario tan atractivo como era Público pudiera tener continuidad. Volver a creer, sí, en las minorías. Qué tonto soy, he vuelto a picar una vez más. De todas formas, muchas gracias, Nacho, por haberlo intentado.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

11 comentarios para “Un Público sin Escolar: ¿se acabó el diario pop?”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Yo sinceramente creo que se ha salvado de la quema con la salida, pues este es el primer pasa para que el periódico desaparezca. Ya digo que viendo lo que ha ocurrido con ADN.es (que cierren el periódico online para salvar la edición en papel) cualquier cosa me parece posible, y si el periódico no es demasiado rentable no creo que le tiemblen las manos al echar el cierre.

    Escrito por hexadigame? | enero 14, 2009, 09:58
  2. Ellos se lo pierden. Me quedo a la espera de nuevo proyecto de Nacho

    Escrito por Elías Mandeb | enero 14, 2009, 11:43
  3. Te hablo como periodista (probablemente, futuro ex periodista porque la profesión está ya en estado comatoso y es un puto fraude), aunque ya no me gusta definirme así, pero creo que tendríamos que empezar ya a dejar de hablar de izquierdas y derechas, ya no nos sirve por más que se empeñen en manipularnos con eso políticos, empresarios y medios de comunicación. No os creáis todo lo que dicen estos últimos, hay que acudir a otros medios de contrainformación que es lo que más temen los medios generalistas, que ven que se les está hundiendo el barco: prisa, zeta… 20 minutos a punto de cerrar, adn cerrado en edición digital, despiden a gente en otros lugares a saco. Creo que a Público le pasará como al fallecido diario El Sol -de seguir así-, que surgió más o menos a finales de los 80 y la palmó no bien entrados los 90 o poco más, era un diario muy de izquierda tipo Público y en este país eso ya no va a ninguna parte, desafortunadamente (por más que se intente no terminamos de salir de ciertas cosas en nuestra joven y ridícula democracia). La objetividad no existe, por más que te lo intentan meter en periodismo, un lugar donde te enseñan tantas mentiras que casi ni las abarcas a la hora de ponerte a currar. Y claro, con objetividad, no hay publicidad y es el pez que se muerde la cola. No creo que a Nacho Escolar le cueste tanto encontrar curro como a la mayoría de periodistas, así que seguro que una de dos, o lo intenta con otro proyecto de la misma manera, o se dedica a otras cosas. Bien es cierto que Público daba otras perspectivas más valientes que las de El Pais (tampoco nos engañemos, en lo básico, PP=PSOE y en IU deberían dejarse ya de cantar la internacional). Saludos.

    Escrito por Gaspashá Gorkovskaya | enero 14, 2009, 12:40
  4. Yo no estoy tan seguro de un cierre más o menos inminente. Creo que esto es un nuevo impulso de Jaume Roures para sacarlo adelante. Roures yo no sé de dónde saca la pasta, pero sí parece que la tiene.

    A mí lo que me sigue resultando incomprensible es que siga habiendo tantos medios orientados hacia el centro/derecha y que la izquierda siga copada por los de siempre. Que, al final, yo lo único que pido es pluralidad. A mí no me molesta que haya un ABC, un El Mundo o un La Razón, a mí me molesta que no haya lugar para un Público.

    Escrito por eurocero | enero 14, 2009, 14:58
  5. Si no me equivoco, a Roures lo financia un importante grupo audiovisual mexicano (¿los de TeleVisa quizás?), que tiene que andar bien surtido de pasta porque entre la Sexta, Público, los derechos deportivos… deben llevar gastados un buen pastón.

    Una pena lo de Nacho, se notaba su influencia en noticias sobre la SGAE, las portadas que comentas, la sección semanal de videojuegos… Espero que lo sigan llevando a la tertulia de Vallés.

    Escrito por Granger | enero 14, 2009, 16:00
  6. Pues yo creo que lo de Roures es una estafa piramidal, a lo Madoff.

    Respecto a Público: ni fu ni fa. Mucho refrio de agencias, un diseño que parecía provisional y mucha pretenciosidad.

    Escrito por Nui | enero 14, 2009, 20:14
  7. [...] Rosa J. C. \ Rafael Reig \ Otto-Reuss \ José Antonio Martínez Soler \ Juan Luis Manfredi \ Discotraxx \ Borja Ventura \ Nacho de la Fuente \ Pascual Serrano \ Manuel M. Almeida \ Antonio Delgado [...]

    Escrito por Escolar.net » Gracias | enero 15, 2009, 17:29
  8. [...] Rosa J. C. \ Rafael Reig \ Otto-Reuss \ José Antonio Martínez Soler \ Juan Luis Manfredi \ Discotraxx \ Borja Ventura \ Nacho de la Fuente \ Pascual Serrano \ Manuel M. Almeida \ Antonio Delgado [...]

    Escrito por Gracias : Blogografia | enero 15, 2009, 18:24
  9. Hablando de Escolar, ya ha publicado en su blog las preguntas que le han hecho los lectores sobre su despido:

    http://www.escolar.net/MT/archives/2009/01/mis-respuestas-sobre-publico.html

    Escrito por Granger | enero 19, 2009, 20:05
  10. Ya era hora.

    Escrito por No tengo novia | enero 20, 2009, 09:42
  11. Muchas Gracias, este blog me fue interesante

    Escrito por Caroll Rushlow | diciembre 5, 2010, 14:53

Escribir un comentario