// estás leyendo...

Televisión

Weeds o la grandeza de lo pequeño

A estas alturas hablar de Weeds no es que sea una gran novedad: es una serie que lleva cuatro temporadas emitidas y aunque se ha ganado el respeto de la crítica, yo he necesitado de cuatro temporadas para apreciar la grandeza que hay en cada uno de sus fotogramas y diálogos.

Si algo no me gustaba (o por lo menos, me hacía ser reticente a darle el sí definitivo) era la amoralidad de sus protagonistas: vale, es una comedia sobre una madre que se ve obligada a traficar con marihuana (no para sacar adelante a su familia, sino para mantener el nivel de vida que esta disfrutaba antes de la muerte del cabeza de familia) y eso provoca situaciones hilarantes. Pero hasta esta cuarta temporada la pelota se iba haciendo cada vez más grande y la superficialidad de algunas tramas evitaban que me enganchara completamente (a lo que no ayudaban los personajes de Conrad, Heylia y Vanetta: negros interpretando a negros arquetípicos de telecomedia yanki, o la historia mujeresdesesperadesca de la familia Hodes). Pero he aquí que es en esta cuarta temporada, coincidiendo con la salida de la familia Botwin de Agrestic (el barrio residencial donde transcurren las tres primeras temporadas) cuando la pobre de Nancy se ha dado cuenta del tremendo lío en que se ha metido y donde empieza a plantearse que quizás las decisiones que toma puede que están haciendo daño a gente.

Para ello los guionistas nos han regalado 13 episodios de 28 minutos cada uno (nunca me cansaré de alabar lo que consiguen en tan poco tiempo ni la importancia de que cada capítulo sea tan breve) absolutamente imprescindibles todos y cada uno de ellos. Los primeros sirven para demostrarnos que el final de la tercera temporada era necesario (algo que no pensaba entonces) y nos preparaban para la nueva personalidad de esa gran Mary Louise Parker que se merece todos y cada uno de los premios que le den desde ahora hasta el final de sus días: porque ella sabe cómo transformarse de una ama de casa que coloca hierba en las puertas de los colegios en una traficante capaz de enfrentarse a toda la mafia mejicana por defender su cuota de mercado. Y todo ello de una forma natural, viendo como con una expresiva mirada o un sorbo a una de sus omnipresentes bebidas con pajita hacen mucho más por ella que cualquier línea de diálogo, que por supuesto también las tiene. 

Y el final… Weeds se caracteriza por unos cliffhangers gloriosos (yo he llegado hasta aquí gracias a ellos), que te dejan con ganas de más y que sirven de puerta a una temporada siempre mejor que la anterior (no como otras), y ésta no podía ser una excepción. Sólo que esta vez lo bueno comienza en los dos últimos capítulos con dos escenas espectaculares. La primera cuando se resuelve la trama de la tienda (y el que la ha visto sabrá a qué me refiero): una forma de resolver que muy poca gente hubiera elegido y que me puso los vellos de punta; y la segunda en el último, con Andy escuchando toda la historia que le cuenta Nancy en la bañera y que nos es obviada porque nosotros ya la conocemos, pero que es exactamente el punto en que la señora Botwin se da cuenta de que ya es algo más que un ama de casa extravagante rodeada de chiflados.

Si después de leer esto no te sientes atraído por la serie, no sabes lo que te estás perdiendo. Yo pensaba lo mismo que tú y ahora no se que hubiera hecho si un día alguien no me hubiera dicho “no te pierdas Weeds”.

Comparte este artículo:

Comentarios

9 comentarios para “Weeds o la grandeza de lo pequeño”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. No estoy muy de acuerdo con tu apreciación sobre que la cuarta temporada es la mejor, que le vamos a hacer.

    Hasta el momento, me había gustado mucho todo el planteamiento de la serie pero me da la impresión de que en esta última se han alargado en exceso determinadas situaciones: no pasa como en las anteriores en las cuales, si te perdías un capítulo, había determinadas situaciones que no entendías, puesto que había cambios de situación constantes a lo largo de cada capítulo. Esta característica anterior, en la 4T se resume, como bien indicas, a un ritmo algo endiablado en los dos últimos, lo que hace que, a mi parecer, quede algo descompensada dramáticamente en su conjunto. Aparte de que veo que los personajes interactúan poco entre ellos –justamente lo que le recriminabas a Mujeres Desesperadas ;-)-

    En definitiva, y a pesar de que hay que reconocer que la ambientación en Agrestic/Majestic ya daba poco más de sí y era necesario un cambio de decorado, tengo que decir que lo nuevo me ha descolocado bastante. Supongo que el ritmo menos enloquecido con respecto a las otras tres, que se pueden considerar una unidad cerrada, y el conocer nuevos personajes con los cuales hay que “encariñarse”, hace que me haya defraudado un poco. Eso o los parabienes que me habían transmitido, claro…
    Aunque, claro, que también puede ser que el ritmo al cual la he visto, haya influido en que no la haya disfrutado tanto como tú transmites. En cualquier caso, y a pesar de que no me parece que el cliffhanger con el que termina la 4T se pueda poner al mismo nivel que el final de la 1T o de la 2T, no voy a dejar de ver que le depara a Nancy Botwin la vida.

    Escrito por wesmaga | noviembre 19, 2008, 13:41
  2. No creo que haya poca interacción entre los personajes: Celia es un punto muy importante en la trama y de hecho cuando su trama se cruza con la de Nancy es cuando empieza realmente lo bueno. Y Andy y Doug están juntos toda la serie. Así que no estoy nada de acuerdo con lo que dices.
    Lo de los personajes nuevos es algo que creo que era necesario, pues toda el rollo nigger de las tres primeras me aburría soberanamente.
    En definitiva lo que quería hacer ver es que yo no veía Weeds para saber cómo convertirme en un traficante de marihuana: conocer cómo se cultiva, las consecuencias de hacerlo mal, la calidad de la yerba… (y en las tres primeras había mucho de eso). Yo esperaba que todo eso afectara de alguna manera a los personajes más allá de “me ha ido mal, cambio de estrategia”, que es lo que a mi parecer se refleja en esta cuarta temporada. Vamos, que creo que la trama ha crecido algunos años.

    Escrito por hexadigame? | noviembre 19, 2008, 16:22
  3. A lo que me refiero con respecto a la poca interacción entre los personajes es a que un elemento bastante característico de las temporadas anteriores era, por ejemplo, las comidas o cenas entre Nancy y su familia….y que yo recuerde en esta temporada me suena que hay dos o tres a lo sumo. Lo mismo te digo con respecto a las conversaciones entre Andy y Nancy que eran una especie de balance de lo que iba pasando. Y no te puedo negar que Doug y Andy están juntos toda la temporada pero, sintetizando, lo que antes era una serie “familiar”, en que todo gravitaba en cierta forma en torno a Nancy y sus esfuerzos por mantener o mejorar su estilo de vida, formando piña con su familia tanto de sangre como de negocios, en esta temporada, se convierte en que cada cual va a su bola. Y posiblemente esa impresión de desapego que me transmite, sea un efecto buscado para revalorizar momentos como él que mencionas de la bañera. Para terminar, me resulta curioso que, a pesar de vivir más “amontonados”, tienen menos contacto personal o saben menos los unos de los otros.
    Y, efectivamente, no te puedo negar que el personaje de Celia es crucial en un momento determinado pero es meramente eso, un cruce. A partir de ese momento, ambas siguen con su historia sin que lo que le pase a cada una afecte a la otra o las historias del resto, como solía ser habitual hasta ahora.
    De acuerdo en cuanto al rollo nigger pero me parece que en algún punto, volverá a aparecer, lo siento ;-)

    Escrito por wesmaga | noviembre 19, 2008, 17:12
  4. Te aseguro que sacrifico cualquier cena de los Botwin hablando de nimiedades con un paquetón de Kentucky Fried Chicken por cualquiera de las tramas de esta temporada. Y espero que los nigger no se conviertan en la nueva Irina, que venía e iba cuando le daba la gana, porque estamos muchísimo mejor sin ellos.
    Y que sea precisamente a tí a quien te esté justificando todo esto…

    Escrito por hexadigame? | noviembre 19, 2008, 17:17
  5. 1/Lo siento pero esta serie se está convirtiendo en una especie de Los Soprano ;-)
    Esta NO es mi Weeds que me le han cambiado..
    2/ Más quisieran los Nigger tener el punch y el subidón que provocan las idas y venidas de Irina en Alias.
    3/ En cuanto a las tramas de esta temporada:¿por cual empiezo? ¿La de los Coyotes y El Andy? ¿La de la tienda de quesos -a partir de ahora TU tienda favorita-? ¿La de http://www.muscaria.com/donjuan.htm?…¿sigo? ;-DD
    ¿Tienes ya padrino o te consigo uno? Y si sí ¿pistola,florete o espada? ;-P

    Escrito por wesmaga | noviembre 19, 2008, 17:35
  6. Atención: SPOILERS A GO-GO

    1) ¿Y qué tiene de malo eso? No seas inmovilista, hombre. Que por eso están las Mujeres desesperadas como están, por estar estancadísimas.
    2) De acuerdo.
    3) ¿La de Celia en la cárcel? ¿La búsqueda del Guillermo? ¿El descubrimiento del alcalde de Tijuana de todo el pastel? ¿En serio crees que la historia de los dolores de cabeza se quedará ahí? Creo que son argumentos suficientes. Las tramas que comentas tampoco son para echarlas por tierra como lo haces. ¿O es que las de antes eran mejores?

    Y nada de floretes ni hostias. Sabes que me va el barro para estas cosas.

    Escrito por hexadigame? | noviembre 19, 2008, 18:03
  7. 1/ que quede claro -y creo que eso ya lo he dicho- que Weeds me sigue gustando…de las Mujeres Desesperadas no hablo. Y te aseguro que a Nancy me la han convertido en Tony Soprano.
    Y utilizando un simil,la 4T de Weeds es cómo “La Amenaza Fantasma”: prefiero la trilogia original.
    2/A Irina ni tocarla…
    3/Que no te digo yo que no haya “relleno” en las anteriores,y puede ser que las que he sacado a colación yo tal y como lo he hecho resulten demasiado simplificadas, pero es que en esta el hilo principal es bastante delgado ***spoiler***que se tira lo menos tres cuartas partes de la temporada vendiendo ropita premamá.
    ****spoiler****

    Y en cuanto a las tramas que mencionas:
    3a/Celia: capítulo y medio escaso.
    3b/Guillermo:pues bueno…vale
    3c/…ya veremos,si efectivamente es así o no.

    Ps:…¿y en el barro esto funcionará?:
    http://www.directindustry.es/prod/hitachi-koki/lijadora-de-disco-electrica-24059-319776.html

    Escrito por wesmaga | noviembre 19, 2008, 18:27
  8. Me costó un montón empezar a ver Weeds por la pereza que me daba la Mary Louise, pero ahora pienso que es muy grande la tía.

    Eso sí, aunque no sea un pensamiento muy popular, pienso que esta última temporada de Mujeres Desesperadas está siendo brillante. He dicho.

    Escrito por duka | noviembre 20, 2008, 00:16
  9. [...] de comedia tienes unas cuantas disponibles, pero mi primera opción es 30 Rock, por encima de Weeds o Cómo conocí a vuestra madre, que también me [...]

    Escrito por 30 Rock: en la televisión están todos locos | discotraxx | diciembre 3, 2008, 07:46

Escribir un comentario