// estás leyendo...

Videodrome

Videodrome 14/11/08

Si no encontraron Calles de fuego en su videoclub dudamos mucho que puedan alquilar las películas que hoy comentamos. Rompan en pedazos el carnet de socio y busquen un sitio como Dios manda que tenga en su catálogo obras maestras como estas.

El Buscavidas (The Hustler) de Robert Rossen;
¿Cómo se mide la calidad de un videoclub? Algunos dirán que dependerá del número de copias que tengan del último éxito; otros hablarán de los conocimientos sobre cine del dependiente e incluso habrá gente, porque de todo hay en esta vida, que mencionará la limpieza e iluminación de la tienda, pero todo esto es secundario e incluso se podría decir que carece de importancia siempre que el dueño del negocio se pase la legalidad por el arco del triunfo y ponga a disposición de sus clientes películas que están reservadas exclusivamente para su venta y no para su alquiler. Totalmente ilegal pero, y esto es lo importante, nos permitirá disfrutar de auténticas joyas como El Buscavidas, uno de esos films que puedes ver sin cansarte tres veces seguidas, aprenderte sus diálogos e incluso, y de este último punto damos fe, hará que juegues al billar como si fueras el rey del mambo aunque no hagas más que agujeros en el tapete.
Hemos escogido esta escena para ilustrar el post pero podriamos haber cogido cualquier otra. Ella está enamorada de él y él sólo está haciendo tiempo hasta encontrar alguna partida mejor que le haga ganar pasta. Su primer “te quiero” emociona. El segundo te desarma.

Veredicto Final (The Veredict) de Sidnet Lumet.
O como a un cineasta, con la ayuda de David Mamet y Paul Newman, le basta un único plano para definir a un personaje. Jamás los comentarios del director han estado más justificados que en está edición especial de Veredicto Final. Una trama de telefilm se convierte aquí en uno de los ejemplos más significativos de ese género tan entrañable como es el cine de perdedores. Paul Newman ha estado inmenso en todas sus películas pero dudamos mucho que a lo largo de su carrera pudiera superar la interpretación de este abogado alcohólico que mantiene sus principios ante toda una panda de impresentables. Insistimos: el primer plano se debería estudiar en las escuelas de cine. ¿Charlotte Rampling? Una hija de puta.

Rock N’ Roll High School de Allan Arkush:
Los Ramones y Roger Corman: ¿hay quién de más? Sí, luego vendría Phill Spector y un poco gracias a la película salió End of the century. Vale, la historia es más larga pero con esto es suficiente para que empiecen a investigar. Rock N’ Roll High School es de esas películas que cuando se ve te convierten en mejor persona; más feliz, más inteligente, más culto… pero ojo, hay que tener cuidado porque cuando salgas a la calle y no veas a Johnny, Joey y compañía tocando sus canciones seguidos por 50 chavales te puede entrar un bajón del que te va a costar salir. Nosotros avisamos y el que avisa… Es posible que lean en otros sitios que la película es mala y que sólo tiene gracia si eres fan de The Ramones. Una falacia como otra cualquiera. Ni puto caso.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

1 comentario para “Videodrome 14/11/08”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. No hay película sobre High Schools malas. De calle, mi género favorito.

    Escrito por hexadigame? | noviembre 14, 2008, 10:54

Escribir un comentario