// estás leyendo...

Discos

Tom Jones: 24 Hours

Tom Jones

Han pasado casi diez años desde que Tom Jones se juntara con lo más granado del panorama musical para grabar Reload. Todos nos acordamos del “Burning down the house” con los Cardigans y de esa preciosa versión del tema de Ray Charles con la cantante de Catatonia. No estuvo mal, la verdad. En España, la peña del moco, - siempre a rebufo, siempre tarde y mal – intentó hacer lo mismo con Raphael y nos regalaron uno de los discos más penosos, cutres y lamentables de la decada que pasó en tiempo record al cajón de los saldos. Todavía tiemblo al recordar barbaridades como “Maldito Duente” (que plagiaba miserablemente el ” Girls & Boys” de Blur) o “Divina”. Uff, que mal rollo.

Ahora el bueno de Tom vuelve cuando nadie lo esperaba. Me lo imagino sentado en la cama, con una fulana a cada lado, discutiendo sobre lo divino y lo humano cuando le vino la inspiración: “Si estas chiquitas están vendiendo discos a porrillo… ¿por qué no voy a poder hacerlo yo?” Y es cierto, nadie mejor que Tom Jones para aprovechar que el soul y el sonido 60 se ha puesto de moda. 24 Hours podría ser perfectamente la bso de un viaje a Las Vegas conduciendo un Chevy. Y eso a pesar de que el single adelanto despista bastante. Todos nos frotábamos las manos pensando que nos íbamos a encontrar algo parecido a lo que Rick Rubin hizo con Johnny Cash: “Hear the footsteps at my door // I don’t struggle anymore //As i take my final breath // I don’t feel what lies ahead // I’m leaving to a place // Where ill see your face “. Entre la letra y unos arreglos de cuerda realmente emotivos escuchar esta canción es como escuchar lo que sonará en el entierro de Tom Jones. Lo bueno de todo esto es que “24 Hours” cierra un disco que se abre con “I’m alive” (versión de un tema Tommy James and the Shondells), un trallazo con unos metales explosivos y una guitarra muy juguetona que te pone en situación para lo que va a venir después: un hit detrás de otro. “If he should ever leave you” es una pieza soul que más que escuchar se paladea; “We got love” es un medio tiempo lounge ideal para escuchar mientras te pones el smoking para bajar al casino a cenar; “Feels like music” y “We got love” son dos canciones m-a-r-a-v-i-l-l-o-s-a-s que te hacen bailar sin mover mucho el cuerpo; “The Road” tiene esa elegancia Marvin Gaye meets Barry White ideal para ponerla cuando te estás tirando a alguien.

El disco no es perfecto y con “Style and Rythm” nos encontramos con el primer bajón. Lo que hicieron los Propellerheads con Shirley Bassey estuvo bien pero no hay por qué repetirlo cada dos por tres. No te preocupes Tom, te perdonamos porque, aunque “Sugar Daddy” es un rollo de canción compuesta por Bono, “The Season” es justo lo que queríamos oír a estas alturas del disco: ¡un baladón de los que ya no se hacen! “Never” y sobre todo “The Hitter” (la segunda versión del disco, esta vez de Bruce Springsteen) son dos baladas southern soul de esas que te hacen pensar en la vida después de la muerte, la existencia de Dios y tal. 25 veces seguidas he escuchado “The Hitter” sin despeinarme. Y a la que hace 26 pensé: “joder Tom, sólo te falta algo en plan Roxy Music en la época del Avalon”. ¿Hace falta que diga que la siguiente canción “Seen the face” suena a Bryan Ferry? De hecho, y aunque no esté acreditado, me apostaría algo a que esos coros son suyos. Puto Tom y la madre que lo parió.
Ahora, mientras disfrutamos de uno de los mejores discos del 2008, sólo nos queda esperar a que Raphael publique el 2 de diciembre su nuevo disco de versiones y duetos para comparar y echarnos unas risas. Te queremos Tom!!

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

2 comentarios para “Tom Jones: 24 Hours”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Tom Jones lo ha vuelto a demostrar! Es el más grande! Elvis es el rey, pero en su ausencia, Sir Tom Jones es el mejor! 24 hrs es el retorno de una de las mejores voces de la historia de la música. El Tigre de Gales sigue más vivo que nunca y rugiendo como siempre! Sin duda, uno de los mejores discos del año, aunque quizás no tendrá el reconocimiento que se merece… Great Tom!

    Escrito por Senogara | noviembre 20, 2008, 14:19
  2. Sin palabras. Si eres músico como es mi caso y te queda un poquito de oído y de buen gusto, escuchas a este señor de 68 años, te quitas el sombrero si es que lo usas, y das gracias a Dios por vivir para escuchar cosas como esta de vez en cuando. Tremendo.

    Escrito por Gusramajo | enero 12, 2009, 22:44

Escribir un comentario