// estás leyendo...

Cine

6 películas para ver en Halloween

01
Ringu

Ringu (Hideo Nakata, 1998).
Cada vez que veo a la cantante de The Kills en un escenario con el pelo negro y largo tapándole la cara, me acuerdo de la niña fantasma de este escalofriante largometraje del japonés Hideo Nakata. La protagonista es la periodista Reiko Asakawa, que investiga la muerte de su sobrina y varios compañeros de su instituto. Los adolescentes mueren juntos repentinamente en una casa y con cara de haber visto el fantasma más feo de los mundos de ultratumba. La investigación lleva a Reiko hasta una casa rural donde los chicos pasaron un fin de semana, y allí encuentra una misteriosa cinta de video donde entre otras visiones aparece la imagen de una médium llamada Shizuko. Tirando del hilo de la historia de Shizuko descubre que su hija Sadako fue asesinada, y que cualquier persona que visiona la cinta muere en una semana. La ira del espíritu de Sadako está grabada en esa cinta asesina. Sin embargo, ella la vió en la casa y no ha muerto…Tendrá que descubrir cuál es la manera de romper la maldición de la cinta de video para impedir la muerte de su hijo pequeño, que ve la cinta por accidente.
Ringu marcó un resurgir del cine de terror japonés y allanó el camino para otras obras maestras como Dark Water (también de Hideo Nakata) o Juon. Hollywood no soportó ver fantasmas hablando en japonés e hizo remakes de todas. No tienen criterio, es tremendamente más interesante una aparición nipona que una con acento de California. supermanu

02
Al final de la escalera

Al final de la escalera (Peter Medak, 1980)
Sólo pensar en George C. Scott tocando el piano en esa mansión vacía mientras suenan esos tremendos golpes en la bañera del piso de arriba se me ponen los pelos de punta. Y mira que eso es sólo una de los estupendos logros de una film que tardé años en encontrar (cuando ver una película no estaba al alcance de un par de clicks). Todo el mundo hablaba de ella y yo tenía leves recuerdos de cuando en casa me mandaban a la cama porque la película no era apta para menores. De ese momento recuerdo, fugazmente, una pelota cayendo por una escalera mientras me iba con ganas de mucho más. Después, cuando la vi completa, pude comprobar que el momento pelota-escalera era tan sólo uno de los puntos álgidos de una historia que tenía muchos más: una ambientación tremendamente sobria, una tristísima música, un guión en el que nada ocurre porque sí (y eso es decir mucho de una película de terror paranormal), unos personajes que sólo hablan cuando deben (la película está llena de silencios), un protagonista capaz de todo por recuperar algo de lo que la vida le quitó en el pasado y unas cuantas escenas que han sido plagiadas, una a una, en muchas películas posteriores (toda la aparición de Geraldine Chaplin en El Orfanato está sacada directamente de aquí). La he visto varias veces y me sigo acojonando igual, aunque del terror inicial ya he pasado a la angustia compartida con ese inmenso protagonista obstinado en encontrar la verdad de lo que allí pasó y poner a cada uno en su sitio. hexadigame?

03
El Exorcista III

El Exorcista III (William Peter Blatty, 1990)
Después de arrasar con French Connection – impagable el encuentro que mantiene con Coppola en plena carretera según Peter Biskind – se subió a la parra y puteó a los productores de El Exorcista. Basada en el libro de William Peter Blatty, que más tarde dirigiría la tercera parte de la saga, El Exorcista batió records de taquilla así como de presión sanguinea entre los miembros del equipo y se convirtió en una película mítica de la que esta tercera parte no tiene nada que envidiar. El guión de El Exorcista III nos trae al padre Karras poseido por un espíritu de un asesino en serie que se ha pasado más de 20 años reconstruyendo el cerebro de Karras que quedó pelín dañado después de su affaire con Reagan. El Exorcista III cuenta, además de la presencia de Anne Bancroft y George C. Scott, con una tensión que se masca desde el minuto 0 hasta el final; un guión muy original para la época (aún hoy en día lo sigue siendo); un sentido del ritmo y de la intriga pocas veces visto en una película de estas características y, sobre todo, dos de los mejores sustos que he tenido el placer de disfrutar. Atención a la puta enfermera de los cojones que les va a hacer sacar el corazón por la boca. Nico del Moral

04
Scream

Scream I, II y III (Wes Craven/Kevin Williamson 1996, 1997, 2000)
Si este top sólo hablara de películas de miedo, estas tres no podrían estar aquí. Porque la saga Scream, miedo lo que se dice miedo, no da. Pero sí que es verdad que, junto a Pesadilla en Elm Street o Viernes 13 (films a los que remakeaba-homenajeaba-se mofaba) ha sido de los pocas que nos han regalado un nuevo icono visual en forma de asesino (cuenten el número de colgados que se disfracarán de Ghostface este viernes noche). Y eso es muy de agradecer en tiempos en los que las películas permanecen tan poco tiempo en nuestra memoria. Una vez que sabemos que esto no va de miedo psicológico ni de fantasmas a los que hay que ayudar a vengarse, lo mejor es sentarse y disfrutar con esta orgía de sangre, sustos más que previsibles, actores deseando ser acuchillados una y otra vez, falsos culpables, sexo, precuelas dentro de secuelas, Courtney Cox haciendo de periodista hijadeputa y algunas escenas (la primera muerte en Scream I , la escena del coche en Scream II o el final de la historia en Scream III) más conseguidas del horror-teencinema. Y todo esto con una trama descabellada pero muy divertida, una especie de culebrón con puñaladas en el que deseas que a la pobre Sydney Prescott (nuestra segunda Sydney favorita) le pasen más y más cosas horrendas. Se habla de una cuarta parte que no deberían hacer pero que si hacen, estaremos encantados de verla. hexadigame?

05
Suspiria"

Suspiria (Dario Argento, 1977)
Yo quería decir que la obra audiovisual más terrorífica hecha nunca es el primer Silent Hill que salió para PS2, pero como me han pedido películas, pues hablo de películas. Suspiria no es la más terrorífica, ni la mejor, pero es que toda ella es guay. En la línea de la magnífica La Residencia de Chicho Ibáñez, el internado – escuela de baile para señoritas de Suspiria tiene todos los elementos que tiene que tener una película mala pero buena: una mujer de lésbico aspecto y aires marciales que maltrate a las jóvenes alumnas, las susodichas jóvenes alumnas (en ropas escuetas – para la época – durante la mayor parte del metraje), sombras detrás de telas, señoras mayores sospechosas, profetas disminuidos, sonidos siniestros (en este caso, una banda sonora tre-men-dí-si-ma a cargo de los Goblins) y un actor malísimo que haga de faux sex symbol (en este caso, un Miguel Bosé por debajo de la veintena mostrando sus aptitudes para el ballet clásico antes de convertirse en el mamarracho que es Papito – algún día diré algo por aquí sobre lo que molan algunas canciones del Bosé pre crisis de la mediana edad). Y sobre todo ello, un diseño de decorados al que Tim Burton debe más de lo que quiere decir y Dario Argento, que no fue ni el creador ni el pionero pero es sin duda la figura principal del giallo italiano, ese género chungo que tanta sangre nos ha dado y que tanto nos gusta. Sobre todo porque sin él no habría existido la época de esplendor del slasher a finales de los 90. ¡Ah, el slasher! Echo de menos aquella época de screams, séloquehicisteis, leyendas urbanas y Neve Campbell. Ahora ya sólo nos queda Sexykiller. marcos c.

06
La mujer Pantera

Cat People y I Walked with a Zombie (Jacques Tourneur, 1942, 1943)
Tituladas La Mujer Pantera y Yo anduve con un Zombie por estos lares, no son realmente terroríficas, ni tienen demasiados (si es que tienen alguno) momentos de medio-taparte los ojos, pero la escena de la piscina (y, en general, el turbio subtexto de toda Cat People), pegar un brinco con uno de los primeros sustos de la historia del cine, hipnotizarse con esa mujer caminando por la isla en camisón, el ambiente permanentemente enrarecido de ambas o, simplemente, la exquisita fotografía que exhiben, bien valen su visionado. Y quien quiera miedo, que eche un vistazo al primer resultado de buscar en Youtube ‘weird alien baby‘ … (para quitarte el mal cuerpo, sonríe de nuevo con Mary). cualquiera

Actualización: Y como complemento, 100 cartelazos de películas de miedo de los que ya no se hacen. Aquí y aquí.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

3 comentarios para “6 películas para ver en Halloween”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Al final de la escalera, peliculón donde los haya. Hay un teniente cuando cuando la coprotagonista sube al piso de arriba y la silla empieza a moverse para comenzar a perseguirla, justo en ese momento dice claramente “ostiaaaaaa”. Fijaros, es brutal. Y bueno, Suspiria no la he visto pero si habla de ella marcos c, a favor claro.

    Dasbidania.

    Escrito por Gaspashá Gorkovskaya | octubre 31, 2008, 18:57
  2. De acuerdo con lo de “El final de la escalera”. Yo la vi con unos 7 años, así que imaginad lo acojonado que acabé. Lo peor es que como bien dices ha sido plagiada hasta la nausea (la bañera, el piano, la medimu,…)

    Escrito por Nui | noviembre 2, 2008, 23:40
  3. hay no creo en los fantasmas son tonterias son cosas q dicen los niños mas peqños bueno pero no puedo decir q no existan existan xq hasta ahora no he visto ninguno y es x eso q no puedo decir q no existan los fantasmas ……¡¡¡¡
    ¡¡¡!!! q loco¡¡¡!!!

    Escrito por geraldine | enero 9, 2010, 20:24

Escribir un comentario