// estás leyendo...

Conciertos

Asalto a iTunes

Desde hace varias semanas vienen apareciendo noticias sobre nuevas tiendas de música digitales con un objetivo común: destronar a iTunes como la mejor y única alternativa para la compra de música online. La pregunta está clara: ¿tienen alguna posibilidad o son más de lo mismo?

Pues sí y no. Todas parten con la desventaja iPod: a estas alturas es innegable que la comodidad de comprar una canción y arrastrarla a tu iPod es algo a lo que nos hemos acostumbrado. No importa el DRM, no importa la discutida calidad de las canciones ni el abusivo precio de un disco completo… El hecho es que iTunes es la aplicación por defecto para comprar música y punto, no le demos más vueltas. Quizás ahora que Wozniak augura el fin del ipod las empresas se ven con el derecho y la oportunidad de lanzarse a un mercado que otros ya abandonaron. Ahí quedan los fracasados intentos de Napster y Allofmp3. La primera, tras reconvertirse en una empresa legal, se ha quedado muy atrás por los impedimentos legales que le impiden vender fuera de EEUU; a pesar de todo, su tienda no tiene mala pinta: permite oír tres veces (y no se enteran, oye) cada canción y suscribirse temporalmente a la descarga de un número ilimitado de canciones sin DRM. La segunda, que durante meses mantuvo una lucha desde Rusia contra todas las discográficas mundiales, al final tuvo que cerrar: una pena porque, a pesar de que el sistema de descarga era bastante arcaico, el hecho de que cada tema costara alrededor de 20 céntimos le hacía ganar enteros.

El mercado no es que haya cambiado demasiado desde entonces: una abrumadora cuota para Apple y unas migajas para el resto, que intentan hacerse con su hueco en el mercado de las descargas digitales. Las alternativas más conocidas son:

zune

Microsoft Zune: intentan, con un modelo similar al de Apple + iTunes + iPod, hacerse con sutrozo del pastel. El caso es que no está del todo mal, pero el retraso de Microsoft a la hora de poner a la venta su reproductor fuera de EEUU ha hecho que muy poca gente sepa de su existencia. Una pena, porque su software incluye una especie de Last.fm de serie, además de suscripciones para la descarga ilimitada de música (o eso dice, porque yo he sido incapaz de instalarlo)

Rhapsody (antes URGE): El intento de MTV de venta de música digital se queda en: escucha ilimitada a través de un software específico, pago mensual por descarga de canciones o pago por descarga individual (0,99 €). Y dos grandísimos inconvenientes: detrás de esto está Real Networks, los creadores del reproductor más odioso y el formato de audio y video más nefasto de la red y la incompatibilidad de las canciones con los reproductores de Apple. Menuda visión de negocio…

Nokia: El lanzamiento de su kill-iphone particular, el 5800, le ha servido a la empresa para presentar su candidatura a tienda musical: la Nokia Music Store. En un intento similar al de Microsoft (reproductor propio, tienda y software), parece que todo se va a quedar en nada. Las empresas de telefonía no se dan cuenta que, por mucho que inflen sus teléfonos con memorias y capacidades de reproducción, la mayoría de la gente lo ve… como un teléfono (del que seguramente te desharás dentro de dos años). Y todo eso lo digo conociendo la dudosa estadística que dice que el 54,02 de los usuarios prefieren los móviles con capacidad de almacenamiento y reproducción musical (¿es que hay algún móvil que ya no lo ofrezca? ¿cuántos móviles de los que se venden en España los vende The Phone House?). Otra cosa es que a Nokia le importe muy poco vender canciones y muy mucho vender móviles, que es lo que creo que va a ser.

Amazon: Permiten la descarga en mp3 de los discos que venden en formato físico. Un pelín más barato (0.89 € la canción y 8.99 € el disco), sólo ofrece descargas para EEUU. Además, intenta llegar a acuerdos puntuales con discográficas y webs que no cuentan con el soporte técnico necesario (play.com es una de ellas) para la venta de música online. Un serio candidato a largo plazo.

Si hasta ahora el objetivo era luchar contra el modelo estándar de Apple con las mismas armas, de unas semanas a esta parte han surgido noticias que nos dejan entrever que la lucha va a ir por otros caminos.

MySpace Music: A pesar de que un gran porcentaje de los que escribimos en Discotraxx odiamos con todas nuestras fuerzas MySpace, hay otros que lo defienden a capa y espada por su valor sociabilizador y de difusión. Yo, que entro en mySpace tanto como en Facebook (otro invento tan espeluznante como él) me pensaré muy mucho hacerlo más a partir de ahora, tras el anuncio de que, con tan solo un par de clicks, podrás acceder a la compra de las canciones que quieras a través de Amazon. La cosa es sencilla: vas navegando por MySpace y vas escuchando canciones. Las que te gustan las vas añadiendo a tu lista de favoritos. Estas canciones las puedes escuchar todas las veces que quieras, pero hete aquí que también puedes acceder a su compra por poco más de 50 céntimos en Amazon. Una vuelta de tuerca más que interesante, pues en vez de intentar captar al usuario de iTunes intenta hacerse con ese otro tipo de usuarios que no les interesa el catálogo de Apple y puede comprar temas de grupos “diferentes” a los que Apple nunca les ofrecería estar en su tienda online. Y todo ellos in DRM, compatible con todos los reproductores del mercado pero (por ahora) sólo para EEUU.

Youtube. Sí: Youtube. Google quiere sacar beneficio YA al portal de videos, ya que con la publicidad parece que no tiene suficiente. Para ello, permitirá la compra de los juegos cuyos videos estemos viendo en ese momento (no hay que olvidar que iTunes también vende juegos y aplicaciones para el iPhone y el ipod Touch), además del visionado de capítulos completos de series. Y aunque aún no han dicho nada sobre el negocio musical, no hay que ser muy listo para intuir por dónde irán los tiros. Esperemos que no se carguen a la gallina de los huevos de oros con tanto añadido, por eso de intentar aprovechar al máxima el valor de marca del portal de videos.

Una variedad de posibilidades que en realidad no lo es, pues la mayoría repite al pie de la letra el ABC de Apple. Casi todas además cuentan con el hándicap del localismo (si se me permite la licencia de calificar localista el abarcar sólo el mercado estadounidense), y hasta que esto no se soluciones no podrán ser consideradas alternativas serias. Pero si obviamos esto queda claro que el único modelo con posibilidades de futuro es (para nuestra desgracia) el de MySpace. A ver si así invierten un poco más en personal y contratan a un programador/desarrollador web que prohíba los background-image fijos en todos y cada uno de los MySpace de los usuarios…

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

3 comentarios para “Asalto a iTunes”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Dudo mucho que alguien puede hacer sombra a iTunes. Es cierto que comprar un disco no compensa, teniendo en cuenta que si esperas un poco es probable que encuentres el disco físico a menos de 9 euros en las tiendas. Pero para canciones sueltas es un invento. No tanto en novedades como en canciones antiguas donde tienen auténticas joyas. Discos descatalogados de Nancy Sinatra, Nancy Wilson, etc…

    Escrito por Nico del Moral | octubre 16, 2008, 08:36
  2. A mi no me molesta que iTunes la tenga más grande que todos, sólo que un poquito de competencia no estaría mal. A ver si así se ponen las pilas y bajan precios, y eliminan la gilipollez del DRM al completo.

    Escrito por hexadigame? | octubre 16, 2008, 09:20
  3. En MySpace sería imposible hacer nada con un par de clicks. Al menos necesitarías 7.

    ¿Por qué la gilipollez de cambiar todos los enlaces que metes por sus mpslinks? ¿Por qué sus vídeos de YouTube embebidos no enlazan con el original cuando haces click en ellos? ¿Por qué vas a visitar a un grupo y la url acaba siendo algo totalmente ilegible? ¡Que contraten a algún experto en usabilidad, por diossss!

    Escrito por duka | octubre 17, 2008, 01:18

Escribir un comentario