// estás leyendo...

Entrevistas

Entrevista a Belén Kan

Belén Kan

Belén Kan es, además de componente del grupo L Kan, promotora de dos de los clubs indies más exitosos de Madrid, el Ochoymedio y el Elástico. En esta entrevista, centrada más en esta última faceta suya, nos cuenta si existe o no una removida en la capital, de la música que se pincha en sus locales o de la (aplazada por el momento) llegada del Mond Club, entre otras cosas.

Habéis celebrado hace poco, con gran éxito, el octavo aniversario del Ochoymedio. ¿Os imaginabais cuando empezasteis que la aventura sería tan duradera?
Hola, pues la verdad es que no imaginábamos nada, ni que sí ni que no. En general no pensamos mucho en el futuro, pero no porque seamos muy guays sino porque el futuro es una cosa muy rara y nunca nada de lo que sucede suele coincidir con lo que imaginas. A mí me han pasado o he hecho cosas que jamás hubiera pensado. Cuando abrimos el Ocho simplemente lo hicimos porque surgió la oportunidad, que no fue nada buscada. Nos pareció una cosa más de las cosas que merecía la pena probar y lo hicimos. Y mira tú… aquí estamos.

No he vivido en Madrid durante todo este tiempo, pero tengo la impresión de que el Ochoymedio ha ido evolucionando desde unos orígenes más eminentemente pop hasta un punto, el de ahora, en el que intenta abarcar un espectro más amplio, tanto en la orientación de los DJs residentes como en la de los invitados y en la programación de conciertos. ¿Crees que es así? ¿Es normalmente el público es que provoca un cambio en la música y los DJs o al revés?
Cuando abrimos el Ocho era un momento de eclosión del pop cantado en castellano en el indie español. Los grupos que surgían más o menos por esa época eran Astrud, Chico y Chica, Los Fresones Rebeldes, Meteosat, nosotros L Kan, La Monja Enana, La Casa Azul, Los Magnéticos, Criaturas Celestiales, etc. La vestimenta del público del Ocho era muy pop, muy poppie, se veían muchas camisetas de Mazinger, Naranjito, etc

El indie en España cada va más deprisa, cada año surgen nuevas modas, nuevas tendencias y todo cambia, a veces sin que desaparezca lo anterior, pero siempre añadiendo cosas diferentes. Nosotros somos un club indie y por lo tanto no podemos centrarnos sólo en un aspecto del indie ni quedarnos sólo en la música que predominaba hace ocho años, para empezar porque algunos de los grupos ya no existen. Por supuesto que ese estilo nos gusta mucho y que se siguen pinchando y trayendo a tocar a grupos así, pero asimilando también a los nuevos. Por otro lado, sí es verdad quizá, que hoy por hoy el indie está menos segmentado que en el año 2000. Ahora hay más gente a la que le gusta a la vez La Casa Azul y Russian Red, por ejemplo. Y esto en el 2000 no era tan fácil. No te sabría decir si esto lo hace el público, lo hace la prensa o lo hacen los djs, es como lo de la gallina y el huevo. No sé, ocurre. Pero mola que haya menos prejuicios.

A veces se ha hablado de un cierto conservadurismo, permíteme la palabra, en la selección musical. Me refiero a canciones como “Young folks”, “Standing in the way of control”, “Tony the beat”, o, yéndonos más atrás, “Brimful of Asha” (una habitual en las sesiones de Luiliminili), que no parecen pasar de moda nunca, y que, en cierto modo, algunos ven ya como demasiado quemadas. He leído en alguna entrevista que intentáis que haya un equilibrio entre lo nuevo y lo clásico, pero a los clientes habituales a veces se nos hace pesado escuchar las mismas canciones todas las semanas durante meses. ¿Tú cómo lo ves?
Bueno, un poco exagerado. No creo que se escuchen las mismas canciones todas las semanas durante meses. Creo que hay “cuatro o cinco canciones” que sí pueden estar sonando “casi” todas las semanas durante meses. Ten en cuenta que suelen ser, cuando no hay concierto, unas cinco horas de música, si se pusieran las mismas canciones todas las noches desde luego sería insufrible. Pero sí hay canciones que se repiten. Los motivos van desde la demanda del público, (algunas canciones vienen a pedirlas unas 20 veces por noche a la cabina), hasta la reacción que se produce cuando suenan. Yo comparto que alguien que venga todas las noches ahora pueda estar cansado de oír “Disfraz de tigre” de Hidrogenesse o “That’s not my name” de los Ting Tings, a mí son canciones que me encantan, pero que es verdad que suenan mucho actualmente. La cuestión es que la gente está de fiesta y quiere oírlas, bailarlas y cantarlas. Por supuesto que no pueden sonar toda la vida, poco a poco se cambian por otras. En cuanto a las que mencionas, hoy por hoy no se pinchan con regularidad, se pinchan muy de cuando en cuando a pesar de que el público las sigue pidiendo. “Tony the beat”, por ejemplo, nunca han dejado de pedirla, a pesar de los nuevos singles del grupo. También ten en cuenta que son canciones muy recurrentes, que no sólo pinchan nuestros residentes sino muchos invitados que vienen. En cualquier caso, sí nos preocupa muchísimo introducir novedades, tanto de ahora, como el rescate de temas antiguos poco pinchados, y lo hacemos todos los días. Pero hay que pensar que somos un club, no un programa de radio, y que por él pasa mucha gente. Puede pasar gente, por ejemplo, que ya se esté cansando de oír “Fascination” de Alphabeat o Those Dancing Days, y gente que aún no sepa ni que existen estos grupos y estas canciones. Nosotros tratamos de encontrar un equilibrio, pero no siempre es fácil que todos estén satisfechos al cien por cien.

El Elástico está a punto de cumplir dos años y se ha convertido en un local de referencia en Madrid en muy poco tiempo. Con las colas interminables que se han formado a veces, y habiendo tenido que poner en muchas ocasiones el cartel de “aforo completo”, ¿hubo en algún momento el temor de que “muriera de éxito”, de que la gente empezara a desistir de ir por esas razones?

Hum… No sé, yo creo que eso no suele pasar. Nunca pasa que de pronto un sitio se vacíe porque todo el mundo piense que va a a estar lleno. Eso suele regularse solo. Si llegas y esta lleno y no puedes pasar, igual al día siguiente no vas, pero al siguiente que quieres ir, llegas un poco antes. En general la cola grande se forma cuando cierran los bares, en los otros momentos está más tranquila la puerta.

Empezáis la nueva temporada con auténticos platos fuertes como el DJ set de The Horrors, o las actuaciones de Los Punsetes, Stereo Total y L-Kan. ¿Seguiréis combinando las actuaciones de bandas emergentes con las de otras (relativamente) consagradas? ¿Alguna primicia de algo ya cerrado en los próximos meses?
Sí seguiremos combinando los grupos más conocidos con grupos nuevos que nos gustan. Nuestra intención es aumentar la cantidad de conciertos a las 22:00 en el Ochoymedio, que por las características de la sala se presta más. En el Elástico seguiremos haciéndolos pero más bien cosas que encajen en el horario del club. Las primicias no puedo desvelarlas, lo siento… ;o)

¿Te sigues divirtiendo acudiendo a tus locales o después de tanto tiempo lo haces más por obligación?
Hombre, lo hago por obligación, pero también me divierto. Unos días me divierto muchísimo, la gran mayoría bastante, y algunos nada. Si no fuera un trabajo iría sólo cuando me apeteciera y cuando estuviera cansada me iría. Y no, voy cuando me toca. Pero es un trabajo divertido, aunque algunas noches concretas pueda resultar pesado. Lo que pasa es que aunque me esté divirtiendo casi nunca me lanzo al baile desenfrenado porque estoy a mil cosas, aunque a veces parezca que estoy sólo de charla…

Para alguna gente, ir a locales como el Ochoymedio o el Elástico no deja de ser el preámbulo antes de ir a los afters en casas, una “cultura” muy extendida por aquí y que llama bastante la atención a muchos que vienen de fuera. Es muy curioso observar los movimientos de gente que se producen al cierre de los locales. ¿Tú eres o has sido alguna vez de afters?
No soy mucho de afters, en general a eso de las 6 y media o 7 como tarde me retiro, sobre todo si salgo de currar. Pero cuando salgo, si hay alguien dispuesto sí soy más de alargar la noche, aunque más en bares raros que estén abiertos que en casas. Creo que en una casa me amuermaría.

La orden de cierre a una hora más temprana del Nasti hizo a muchos aventurar una especie de apocalipsis en torno a la noche madrileña, temiendo que se extendiera a otros locales, aunque parece que de momento no ha sido así. ¿Qué opinión tienes del asunto? ¿Cómo ves en general la salud de la marcha nocturna de Madrid?
Imaginar apocalipsis mola, ¿verdad? a mi me pasa también en otros ámbitos… da un gustillo morboso, pero afortunadamente para todos, los apocalipsis no ocurren casi nunca. Yo no creo que el ayuntamiento vaya a intentar realmente cargarse todas las salas de Madrid, porque es uno de los motivos por el que mucha gente de fuera visita la ciudad, sería un poco tirar piedras contra su propio tejado. No conozco al detalle lo que pasa en el Nasti, pero, desde luego, me parece una putada gordísima y espero que se solucione cuanto antes y que no se extienda, claro.

¿Crees realmente que hay algún tipo de movimiento que permita hablar de una “removida” madrileña o es simplemente un ansia de querer vivir de un modo consciente algo especial o una forma de buscar titulares o razones de ser para blogs y revistas locales?

Pues creo que sí y creo que no. Depende todo de cómo quiera mirarse, desde dónde se posicione uno y las ganas de creerlo o no creerlo. Creo que suceden cosas, que son muy importantes para los que las vivimos y nada importantes para otra gente. La trascendencia que tenga la veremos más adelante. Pero sí creo en la existencia de las escenas, casi nunca pasan al gran público, pero existir, existen. Desde el momento en que un sello se plantea hacer recopilatorios de cosas concretas como han podido ser el Cómete Madrid, el Madrid terminal, el Electrospain, etc… es que en ese momento hay algo que se está viviendo aunque sea pequeño, por supuesto. Luego nunca están todos los grupos que deberían estar y siempre sobra alguno, pero si no hubiera nada debajo a un sello no se le ocurriría hacerlo…

Una queja habitual sobre Madrid es la falta de locales de conciertos de aforo medio que permitan a ciertos artistas pasar por la capital de modo que puedan ser vistos sin demasiado agobio de gente o sin el temor de dejar un pabellón de deportes a medias. ¿Hay alguna posible solución o, simplemente, no existen?
Huy, ni idea, yo estoy en las mismas. Opino lo mismo, que debería haber más y con buenas condiciones.

No sé si has salido mucho por Barcelona, ¿pero crees que hay algo de cierto en esos tópicos de que allí se baila menos y que hay más postureo? ¿Te parece que hay muchas diferencias entre ambas ciudades en cuanto a la forma de vivir la noche? Tal vez en la actuaciones con L-Kan percibas diferentes acogidas por parte del público.
Por Barcelona he salido poco. Sí me he dado cuenta de que le gente parece bailar menos, pero tampoco podría asegurarlo. En cuanto a los conciertos, nosotros hemos notado un cambio en el público de Barcelona, en nuestros dos últimos conciertos en el Razz, la gente estaba muy coreadora y bailaba mucho, cuando antes parecía que estaban más observándote a ver…, pero no sé. Tampoco sabría decir con seguridad…

¿Cómo crees que afectará el desembarco de Sinnamon y su Mond Club en Madrid? ¿Es bueno que se cree más competencia? Y, confirmado como parece que su local no será céntrico, ¿provocará un cambio de hábitos entre la gente, que está acostumbrada a moverse en un círculo geográfico muy reducido, o es arriesgado hacer algo así aquí?
Huy, no sé. Se está llevando con tanto secreto que me resulta difícil opinar porque aún no sé cómo va a ser exactamente. A mí me parece difícil sacar a la gente del centro todos los fines de semana, pero depende mucho de cómo lo hagan y lo que ofrezcan.

¿Sueles salir aparte de por tus locales o no te dejan tiempo? Si lo haces, ¿buscas el mismo estilo o sitios diferentes por aquello de variar y desconectar un poco?
Salgo más entre semana. A veces por sitios del rollo, tipo Malasaña, otras por sitios de cañas y otras por bares en barrios apartados, que me encanta. En fin de semana es raro que salga y no vaya a nuestros clubs. Cuando no tengo que ir generalmente es o porque estoy fuera de Madrid o porque tengo algo que hacer al día siguiente pronto, entonces me quedo en mi casa y digo: pues mira qué bien, día libre, bueno noche…

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

7 comentarios para “Entrevista a Belén Kan”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. el ocho estaba abierto cuando aún había pesetas, y las sesiones siempre fueron muy eclécticas, recuerdo por ejemplo bailar europa de astrud, carlos berlanga, miss kittin and the hacker y new order en la misma sesión, y conciertos homenaje memorables como Aerolíneas Federales (ROLLOOOO POOORNOOOO), chico y chica presentando Status, ahora voy muy de vez en cuando porque me siento viejunooo

    Escrito por interinoasesino | octubre 13, 2008, 20:47
  2. Lo de la media de edad es algo que mucha gente menciona como defecto cuando se refiere al Ocho o al Elástico, pero a mí nunca me ha molestado. Es más, que venga gente detrás con gustos comunes y que todo se vaya renovando me parece hasta estimulante.

    Será cuestión de que siempre he odiado el “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Son diferentes, solo eso.

    Escrito por eurocero | octubre 14, 2008, 01:35
  3. Si no me molestan, ni es un defecto de ambos locales, incluso más bien es envidia, y cualquier tiempo pasado… pues no, porque pienso en cómo enloquecía con “Frank Sinatra” de la kittin y ahora pienso, que vergüenza de canción.. son los hypes los must y demás moderneces que luego nos hacen enrojecer. Vuelvo el viernes para Stereo Total y L-kan!!!!

    Escrito por interinoasesino | octubre 14, 2008, 20:39
  4. A mí “Frank sinatra” me sigue pareciendo un temón. Pero sí que es cierto que, sin llevar yo tanto tiempo yendo al ocho (dos años y algo, o así), cada vez hay más niños. Yo no sé dónde está la crisis demográfica, oigan, que me hacen sentir mayor a los 23.

    Escrito por marcos c. | octubre 14, 2008, 20:52
  5. A mí me pasa lo que a Interinoasesino, que me siento absolutamente viejuno en este tipo de locales. Hace siglos que no voy al Ocho y medio, cuando antes no salía de él, y al Elástico no voy porque la última vez la muchachada era de lo más jovencita y uno se siente algo ridículo.

    Escrito por suedehead | octubre 15, 2008, 19:56
  6. Los que estamos a medio camino entre la muchachada y el señorío agradecemos la presencia de más señores en estos lugares. Gracias.

    Escrito por marcos c | octubre 18, 2008, 14:46
  7. Belén maravillosa y risueña en el concierto de ayer, y corroborando la teoría de la muchachada, para los que asistimos: ¿Cuántos años tenía la criatura que subió al escenario y era su cumple? Aparte de que no se sabía la canción. Muuundo viejuuuno

    Escrito por interinoasesino | octubre 18, 2008, 22:36

Escribir un comentario