// estás leyendo...

Arte y Diseño

Diseño sueco: give me all your money

Lo de Suecia y los muebles es realmente espectacular: paseando por sus calles, durmiendo en hoteles, comiendo en bares… mires donde mires, siempre hay un objeto que te llama la atención. Y al cabo de unos segundos, te descubres a ti mismo pensando en cómo a nadie se le ha ocurrido antes semejante idea y qué sencilla sería tu vida si lo tuvieras. Después, claro, miras el precio y te convences a ti mismo de que puedes vivir perfectamente sin esa tabla para cortar verduras que impide que la verdura se caiga al echarla en la sartén, esa cuchara-cuchillo-tenedor o ese marcapáginas tan bonito y que tan poco necesitas.

Desde aquí, y sin ninguna otra intención que alegraros la vista, estimular vuestra imaginación o simplemente pasar un rato buceando en los catálogos, os presentamos algunas tiendas suecas que, si tienes la suerte de ir al país, debes visitar. Y si no, pues pierde un poco el tiempo viendo cosas que, además de en los escaparates, allí están en los museos. (Por si alguien se atreve, una corona sueca -KRN- equivale más o menos a 10 céntimos de euro).

Lagerhaus

Sin duda, una de las mejores en relación cosas bonitas/precio (¿a quién le importa la calidad?). Ropa de hogar, elementos para la cocina y papelería. Pero, sin duda, su punto fuerte es llegar hasta el final de la tienda y contemplar el delirio friki: tiritas con ilustraciones de Roy Lichtenstein, tacos de notas con la silueta de Harry el Sucio, gelatinas para los cristales con motivos inverosímiles, fundas para bananas o papel higiénico con la frase “Oops… I did it again!” impresa. Las tiendas de esta cadena son bastante amplias y, además de las frikadas, se pueden encontrar cosas realmente chulas para la casa. Digamos que su equivalente en España podría ser la cadena Casa, pero sin su tufo a lujo barato: aquí todo es más ranchito. Y todo ello a unos precios bastante normales. Lamentablemente, no tienen venta online, aunque si una web para olisquear.

Duka

No, duka no es dueño de una cadena de menaje sueca. Ya quisiéramos en Discotraxx y que nos sacara de pobres a todos, ya. Duka es una de las mayores competidoras de Ikea en Suecia, pero dentro de las ciudades y a una escala mucho menor. Si miras el catálogo de su web, hasta la tipografía utilizada guarda cierta semejanza con la de la maldita web de Anna. Por tanto, no es de extrañar que el contenido tampoco varíe mucho: vajillas, cristalerías, pequeño electrodoméstico, sillas de oficina, lámparas, sartenes… Poca variedad y poca cosa si lo que buscas es algo que digas “dios, que tontería más grande”. Digamos que duka es la tienda sueca, útil (estas dos cosas no van siempre juntas), seria y a buen precio. Tampoco venden online, pero puedes encontrar cosas muy parecidas en Ikea.

Cool Stuff

La tienda de tonterías d.e.f.i.n.i.t.i.v.a. Entrar es pararse en cada uno de los productos y estar media hora: 1) Intentando adivinar qué es lo que es. 2) Mirando las instrucciones para ver cómo se usa. 3) Hacerte a la idea de tu vida con dicho objeto. 4) Soltarlo y coger el de al lado porque es aún más curioso que el que acabas de tener en la mano. Así, que me acuerde: abrebotellas con contador, pato de goma de 1 metro cuadrado de grande, moldes con forma de castillos para bizcochos, estanterías de madera que simulan ser un libro… y así hasta el infinito. Aunque no compres, debes ir. Porque es que, además de todas esas chorradas, venden platos (tocadiscos), mesas de mezclas o cosas como la de la foto que (creo) es una radio wi-fi para la mesita de noche que sintoniza todas las radios que emiten por internet, y que creo que voy a pedir de un momento a otro. Junto con la siguiente, vende sus productos a través de internet, pero la web está en sueco (aunque se intuye todo bastante bien).

Design Torget

Eso que veis a la derecha es un coche para niños, y lo podéis encontrar en cualquiera de las tiendas de esta cadena o en el museo de Malmö (junto al famoso teléfono con forma fálica). Aquí es donde uno se da cuenta hasta qué punto los diseñadores suecos tienen su fama ganada a pulso: objetos sencillos, agradables para la vista tanto de un adulto como de un niño y, sobre todo, sorprendentemente útiles. De todas es, de lejos, la más cara. Pero también es la más espectacular y en la que encuentras cosas más chulas. Además dispone en su web de venta online y traducción al inglés de la mayoría de las páginas. Como anécdota, decir que al entrar en la tienda me quedé un rato parado mirando un poco por encima y una española se acercó y, sin yo mediar palabra, me dijo: “Sí, te vas a gastar todo lo que te has traído aquí”.

Y para terminar, una recopilación de todo lo que yo me hubiera traído si hubiera llevado una maleta vacía (más grande de la que llevaba).

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

11 comentarios para “Diseño sueco: give me all your money”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Pues el protector de plátanos, al menos en Madrid, que sepas que está en prácticamente todos los todoachino de la ciudad ;D Y las bolsas de tela, si tienes la bolsa (que no es tan difícil de encontrar… ¿Muji?) te la imprimen con el dibujo que quieras en cualquier tienda en la que impriman camisetas, siempre que sea de algodón. :)

    (Y los vinilos para las ventanas, se pueden comprar por internet!)

    Escrito por marcos c. | octubre 6, 2008, 11:04
  2. Si claro, pero hay que hacerlo. Lo del plátano está porque es que ni me había planteado que eso pudiera existir, y es un ejemplo de lo inútil-a-pesar-de-bonito de la mayoría de las cosas que vi (¿qué pasa cuando la curvatura del plátano es diferente?)

    Escrito por hexadigame? | octubre 6, 2008, 11:15
  3. pues a mi la mierda del celo que no sé como se llama (dispensador de celo?) me parece chulísimo. Mierda que no se pueda comprar on line porque iban a caer unas cuantas cosas.

    Escrito por Nico | octubre 6, 2008, 12:09
  4. Lo llego a saber y me vengo cargado para hacer negocio… porque creo que no valían más de 8 euros.

    Escrito por hexadigame? | octubre 6, 2008, 12:36
  5. Te falta visión de negocio.

    Escrito por Nico | octubre 6, 2008, 13:42
  6. lo quiero todo
    lo quiero todo
    lo quiero todo
    lo quiero todo
    lo quiero todo

    la estanteria-libro ya la habia visto, me parece que la tienen en vinçon que tiene muchas de estas chorradas…

    Escrito por supermanu | octubre 7, 2008, 09:27
  7. que cosas tan chulas, que envidia!!!
    mi sueño es ir a suecia, desde pequeñita (eso tiene ser fan de abba) y planeo con unos amigos ir un día de estos. Pero fijo que antes vuelvo a japón!
    Sb la visión de negocio, este verano estuve en turquia y conocí españolas que todos los años van 3 ó 4 veces, se cargan de bolsos, camisas, joyerio etc (falsificado claro. Vi un expositor de relojes que ponía algo así como genuinamente falsos) que luego revenden en España. Por ejemplo, bolsos de Dior que aqui te cuestan 600 euros, alli los compras por 250 y los vendes aqui por 450.
    La cosa es encontrar clientela fija de esas cosas porque si no vendes el bolso Dior, que haces, te lo comes?

    Escrito por Patsy Stone | octubre 7, 2008, 22:23
  8. Me lo apunto todo.
    Muchas ideas chulas de este estilo (y de todos los demás) en http://www.apartmenttherapy.com/
    O cómo la fantasía puede transformar una casa.

    Escrito por Lachicacortocircuito | octubre 22, 2008, 13:04
  9. no es sueco…pero sí escandinavo:
    http://www.normann-copenhagen.com/

    Escrito por wesmaga | febrero 15, 2009, 18:04
  10. El vaso de coñac… el vaso de coñac!!! ¡¡En el que incluso puedes beber aunque se rompa en pedazos!!. Y merece la pena la visita nada más que por ver a tanto rubio/rubia a pantalla completa.

    Escrito por hexadigame? | febrero 16, 2009, 13:32
  11. A mí me encantan las lámparas -que además te las montas tú mismo en plan obra de El Escorial-a pesar de que estén ya un poco vistas.

    Pero lo que verdaderamente me parece superutil son el escurridor -Strainer- o el embudo -funnel- por lo poco que deben ocupar…y por esos colores!

    Escrito por wesmaga | febrero 16, 2009, 13:43

Escribir un comentario