// estás leyendo...

Festivales

Ola! Festival: adiós, verano

Más del 60% de Discotraxx se fue a Almería el fin de semana pasado, en plan caravana de fans, con intención de arrasar el último gran festival del verano, que ha acabado siendo el mejor. Björk, Massive Attack, Goldfrapp, Editors, Hercules & Love Affair, Cut Copy… Esto es lo que dado de sí, de forma fragmentada y con las lagunas habituales que provoca el alcohol, el festival con más piedras por metro cuadrado después del Summercase de Madrid. Si no lo hemos pasado bien, que baje dios y lo vea. ¡Todos a favor del Ola!

(Aviso: las fotos del artículo son de los flickr de l’accórdeniste, universosinfinitos, FR, y miguelpellitero y van con enlace a la página original. Nosotros sacamos muchas fotos, pero el alcohol y un flash nocturno permanente impiden su publicación. Nuestra reputación acabaría por los suelos.)

Jape

marcos c: sustituto de última hora de The Enemy, que se cayó del cartel, creo que nadie le conocía y a pesar de ello tuvo a casi todo el mundo que estaba a esas horas pasando calor delante del escenario Sony dando botes. Y es que alguien que sale del país de Róisín Murphy (ahora que he descubierto que soy el único de Discotraxx que la ama con locura, nada es lo mismo) no podía estar mal. Medio electrónico medio acústico, muy saltarín y de lo más divertido. Nada más volver a casa, la descarga de su último disco, “Ritual” ha sido casi obligatoria. Como dijo alguien, “si no está Jape, mola menos”.

Saint Etienne

eurocero: Abandoné el concierto a la mitad para ir a ver a MGMT, y lo cierto es que fue un gran error, porque me estaban gustando mucho. Ya habían caído algunas de mis favoritas, como “Nothing Can Stop Us”, “Action” y “Only Love Can Break Your Heart”, pero, según he sabido después, lo mejor todavía estaba por llegar: ¿cómo me pude permitir perderme un final que incluyó “Good Thing”, “Burnt Out Car”, “Sylvie”, “Who Do You Think You Are?” o “He’s On The Phone”? Tardaré bastante tiempo en perdonármelo.

cualquiera: Ocasión de oro: Saint Etienne están a punto de sacar un disco recopilatorio de singles, así que tocaba un concierto con todos sus grandes éxitos. Y eso nos ofrecieron, y fue maravilloso. Sarah Cracknell, ataviada con transparencias y boa de plumas, no sólo sabe lucir un desbordante carisma y tipazo a sus 41 añitos, sino que demostró que también su garganta y su arte están en plena forma, así como el del resto de la banda, con la habitual Debsey Wykes a los coros. Hubo magia en esa carpa, porque magia hubo, hay y habrá en ‘Sylvie‘, ‘Good thing‘, ‘Nothing can stop us‘, ‘Action‘, ‘He’s on the phone‘ o ‘Who do you think you are?‘, por citar algunas de las joyas que hicieron de este concierto algo emocionante y (para nostálgicos) emotivo como pocos.

MGMT

marcos c: Lo de estos (por otro lado adorables) chicuelos fue de lo más inadmisible: uno sale de Madrid con “Time to pretend” a todo volumen en su coche alquilado y resulta que los chavalines hacen un concierto de lo más soso, a pesar de que todos llegamos en plan fan entregado. ¡Mal! El final, con los dos temazos que tienen, un poco mejor (a pesar del ¿playback?), pero sin llegar a remontar. ¡Timo!

eurocero: Soy de esos a los que les gusta tropezar dos veces en la misma piedra. A pesar de que no me habían gustado en el Primavera Sound, decidí volver a probar suerte con la esperanza de que hubieran tenido un mal día. Pero no, es que son así de aburridos. De MGMT solo valen la pena “Kids” y “Time To Pretend” (y un poquito “Electric Feel”), y en disco.

Goldfrapp

marcos c: Debería estar a punto de llorar, porque entre ver el final de MGMT (sigh) y el principio de Björk, sólo vi cinco canciones, pero es que no, desde que ha salido el “Seventh Tree”, Goldfrapp no son lo mismo. Tres discos perfectos y ahora esta chufa… Mucha canción lentita, poco adecuada para un anochecer de festival, aunque la arpista psicótica siempre sube puntos. Yo es que me estoy quitando de ser fan, y la verdad es que (¡ouch!) duele. Echo de menos a la electroperra que me enamoró.

cualquiera: Justo después de Saint Etienne, corrimos a ver a Goldfrapp, un curioso contrapunto. Alison esconde una edad que no quiere admitir con vestidos flojos, rizos que ocultan su rostro y un lenguaje corporal, digamos, algo limitado. Las expectativas eran grandes, pues la vi en 2001 poco después de sacar ‘Felt mountain’, y de nuevo en 2003 presentando ‘Black cherry’. En ambas ocasiones fueron conciertos boquiabiertantes, magnéticos, con un sonido excelente y una puesta en escena tan austera como bella. Quizá bien aconsejados, dado el entorno, en esta ocasión la banda se dedicó a repasar sus temas más tralleros y a alargar el minutaje de otros con desvarios progresivos, para alegría de (la mayoría de) los presentes, mientras la caponata-ave-fénix perpetraba contoneos (¡con la de formas maravillosas que hay de estarse quieto!). Vale, no fue un mal concierto (nada más lejos), pero me dió pena ver como desperdiciaba minutaje en tantas canciones de ‘Supernature’ (aunque debo destacar la electrizante interpretación de ‘You never know‘, y cómo no, ‘Ooh la la’) y ‘Seventh tree’. Goldfrapp, me gustas más cuando eres rara.

eurocero: Tampoco vi mucho, por lo apretado de los horarios en ciertos momentos. A mí de Goldfrapp me gusta mucho Felt Mountain, y a partir de ahí solamente cosas puntuales. Aun así, el fragmento que presencié me pareció de lo más entretenido, y estuvo bien escuchar en directo “Ooh La La” o “Happiness” y asistir divertido a cómo los chicos que teníamos detrás intentaban dar saltitos durante toda esta última, como hace el protagonista del vídeo. No lo consiguieron, claro.

hexadigame?: Yo tengo que confesar que iba exclusivamente a verles a ellos. 1 hora de reloj para un concierto que empezó flojo (me gusta mucho Felt Mountain pero a ver quién es el guapo que aguanta un concierto en un festival con todo Felt Mountain) pero rápidamente comenzaron a darle al público lo que quería. No nos engañemos: lo que yo espero de un grupo que actúa en un festival al que llegas tras cruzar desiertos, dormir en playas y andar varios kilómetros hasta llegar a la entrada no es precisamente un concierto cortavenas. Y eso Goldfrapp lo entendió perfectamente. Un sonido P-E-R-F-E-C-T-O que me hace poner en duda mi impresión sobre la otra vez que los vi en la sala Moby Dick. Creo que se ajustaron perfectamente a su tiempo y nos ofrecieron un concierto de menos a más: desde los sonidos más ambientales de “Utopía” (con la que abrieron el concierto) hasta los trallazos de Supernature (ay, ¿porqué no “Ride in a white horse”?) para acabar con los temas más defendibles de Seventh Tree (“Caravan Girl”, “A&E” y “Happines”). Acabé sudando (yo si que salté, eurocero) y feliz. Me lo pasé pipa y lo recordaré toda la vida.

Björk

marcos c: Björk es la puta jefa del universo y me como todo lo malo que he dicho sobre ella durante los últimos cinco años. El Concierto. 10 de 10. Una rave étnica en plena playa. La verdad es que no tengo nada más que decir. Bueno, sí: gracias a quien quiera que, a la mañana siguiente, en la playa, como a las 7, le dio por poner el “Homogenic” entero mientras dormíamos sobre la arena. Seas quien seas, te queremos mucho.

eurocero: Fui al Ola! principalmente por ver a la islandesa, porque, aunque el cartel en conjunto era francamente atractivo, era una de las únicas a las que no había visto previamente en directo, y no quería dejar pasar otra oportunidad. Sus últimos dos discos no son santos de mi devoción, pero el concierto fue una cosa estratosférica, y no creo que solamente por la novedad. El agobio de público no me impidió emocionarme, y mucho, con “Jóga”, “Pagan Poetry”, “Army Of Me” o “Bachelorette”, ni llegar al delirio con esa traca final a base de “Hyper-ballad”, “Pluto” y “Declare Independence”, con suelta de miles de pequeños papelitos incluida. Directo al top de los conciertos favoritos de mi vida. Gracias, Björk.

Digitalism

cualquiera: No sabía nada de ellos, pero me hicieron bailar sin parar hora y media (es una hazaña, créanme) y estoy seguro de que todos los allí presentes les perdonamos al segundo beat la más de media hora de retraso con la que empezaron.

Kula Shaker

marcos c: La verdad es que después de Björk, pensé que todo iba a saber a poco. Me equivoqué (aún faltaban momentazos), pero Kula Shaker… fueron poco. Muy entregados, pero con poca chicha y un sonido fatal. Ahora, “Song of love / Narayana” sigue molando.

Editors

marcos c: No soy nada fan, pero probablemente, haber visto el concierto de Editors desde un coche en la playa a través de las pantallas gigantes, con un ron en la mano y fuegos artificiales del pueblo de al lado al fondo, debe haber sido una de las cosas más chulas de mi vida. Al borde de la llorera, oigan. La edad me está volviendo de un blando…

eurocero: Mi problema con Editors es que, a pesar de tener un buen número de canciones que me gustan, lo repetitivo de su sonido (sobre todo en las del segundo disco, cortesía del productor Jacknife Lee) hacen que se me acaben pareciendo demasiado unas a otras, y, lo que es peor, que en ocasiones me recuerden a los peores U2, los de la última etapa. Si uno consigue abstraerse a todo eso, supongo que no fue un mal concierto, pero es que a mí me cuesta horrores hacerlo.

Hercules & Love Affair

marcos c: Pues mira, sin Antony no es lo mismo, Nomi es una transexual desquiciada y Kim Ann canta más bien poco… pero yo no sé si es porque ya eran las 4 de la mañana y todo el mundo iba pasadísimo o qué, pero yo me lo pasé teta. “Blind”, “Raise me up” y “True False / Fake Real” son temazos hasta si los canta Marujita Díaz. Mejor que cualquier discoteca.

cualquiera: Ilusionados, nos abrimos paso en la carpa para ver de cerca salir a Antony… uy, no sale en la primera canción, bueno, normal… uy, ya van por la tercera y no aparece… uy… pero si esto parece un bolo de Gloria Stefan on speed… uy… se rallan un poco con las trompetitas, ¿no?… uy, que bien que se está fuera…

eurocero: Para mí, ni tanto ni tan calvo. No he profundizado en su disco mucho más allá de “Blind”, y buena prueba de ello es que cuando le comenté a otro discotraxx que me estaba gustando la canción con la que estaban empezando, me dijo que ya iban por la tercera (el concierto fue non-stop). Pues eso, para un no iniciado, entretenido y muevepiernas.

Cut Copy

eurocero: Fue la perfecta actuación para dejarnos con un gran sabor de boca (se suponía que cerraría Girl Talk, pero se cayó a última hora del cartel, así que los australianos también pincharon después de su concierto) y, además, me dejaron quedar bien, porque se los había recomendado a todo el mundo. Recuerdan mucho, y para bien, a New Order. In Ghost Colours es un discazo, y “Out There In The Ice”, “Unforgettable Season”, “So Haunted”, “Lights And Music” o “Hearts On Fire” suenan genial en directo. Su amena sesión posterior ya era demasiado para nuestras maltrechas piernas, así que fue el momento de decir adiós.

marcos c: Mira, ya tengo un grupo más del que ser fan. ¡Vaya fin de fiesta! ¡Vaya botes!

***

Y ahora, lo extramusical…

eva: No se pueden pasar por alto, ya en el plano extramusical, el camping y sus fantásticas instalaciones que la organización tuvo a bien poner a disposición de los asistentes del festival. Por el módico precio de 15€ se podía disfrutar, además de de un condón rosa (que a juzgar por el ambiente del sábado por la mañana en la playa, más de uno usó) de un trozo, no muy extenso a partir de la madrugada del jueves, de desierto almeriense parcialmente cubierto por una lona para que la temperatura ambiente bajase de los 40º a los 39º. Parcela compartida anárquicamente con los supervivientes del Creamfields -o “crinfils”, según la pintada de las duchas-, que seguían de fiesta días después, sabe dios bajo el efecto de qué sustancias. Las duchas en sí que parecían a primera vista sacadas de un campo de concentración o del FIB de hace unos años, pero a las que uno se acostumbraba rápidamente, como a los baños prefabricados, a cargar el móvil en unos enchufes bajo la solana y a las quemaduras de tercer grado.

En el bar/supermercado improvisado del camping, que lo mismo te hacía una ensalada con más cebolla que lechuga o un mini de lo que pidieras (a precios más razonables que los del festival en sí, todo hay que decirlo), que te vendía unas tiritas, había fiesta cada noche hasta las 3, hora estimada en la que modernos, perroflautas, italianos y demás gentes de bien iban hermanados a la playa en busca de una furgoneta que suministraba música y alcohol de contrabando. Vale la pena repetir, por supuesto.

***

(P.D. De verdad que íbamos a intentar que el artículo saliera más corto, pero… ;D).

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

12 comentarios para “Ola! Festival: adiós, verano”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. Me encanta que St Etienne hicieran una versión de las Spice Girls, por cierto.

    (XD)

    Escrito por marcos c | agosto 19, 2008, 16:55
  2. podría decir algo pero no.

    porque se me notaría la envidia verde y espesa que ha sustituído a mi sangre en estos útlmos días.

    si me muerdo me muero.

    Escrito por pepewarren | agosto 19, 2008, 17:23
  3. Overdoze de conciertos!! Nunca había asistido a un festival donde tocasen tanta gente que me gustanse en tan poco tiempo. Yo, como marcos c, me rindo a los pies de Bjork pese haber echado pestes de ella… besaré el suelo allá donde vaya.
    Los otros grandes triunfadores del Ola, para mí, Cut Copy. Superfan de su disco, no defraudaron a nadie.
    Y después de haber asistido en los últimos años únicamente al FIB, se agradece un público mayoritariamente nacional y tan majo.
    Larga vida al Ola!

    Escrito por tinky-winky | agosto 19, 2008, 18:06
  4. De acuerdo con casi todo, lástima de la corta crónica de Digitalism, para mi lo mejor del festival junto con Cut Copy. Y Massive Attack? yo vi poco concierto pero siempre cumplen. Y Hercules,yo creo que tampoco no están tan mal… es difícil trasladar en directo y con banda el proyecto que tiene Butler, además sin contar con Anthony….
    Cut Copy están el 5 de setiembre en el Razz en concierto.

    Escrito por hedonista | agosto 19, 2008, 18:53
  5. Massive Attack fue el momento que escogimos casi todos para reunirnos, charlar, conocernos los que nunca nos habíamos visto, etc.

    Lo vimos desde lejos, pero sin prestarle mucha atención. A mí me gustan mucho, sin embargo.

    Escrito por eurocero | agosto 19, 2008, 18:54
  6. Joder con la pequeñaja que energia!!gracias a que toco temas de los de antes,por que los de ahora fueron un sopor..por lo demas quiero destacar la mala organizacion,sobre todo la seguridad que se creia el KGB…menos mal la gente que fue al festival era otra cosa hable con mucha gente y to el mundo dé enrollao..de puta madre!!como se nota que es Almeria..y no los Monegros:los demas grupos fueron un poco de relleno..los Massive a mi modo de ver no aportaron nada nuevo,asi como los GMTs esos que en directo son un poco pedorros salvo el del dodotis…me quede con ganas de ver a los soulwax y 2many pero ya estaba tirado pá hí,por cierto gracias a la staff,de la zona de ticket(incidencias)que nos permitio pasar a pesar de que los de entradas.com no me enviaron las entradas,cabron…!

    Escrito por bob | agosto 19, 2008, 20:35
  7. jo q envidia m dais! lo q m hubiera gustao ver a saint etienne y a goldfrapp! lo d estos ultimos tiene q ser un poco raro, mezclar las canciones antiguas con las nuevas…

    Escrito por gasord | agosto 19, 2008, 21:47
  8. Eurocero: dejar a Saint Etienne por MGMT y encima después de haber visto a éstos en el Primavera Sound está cerca del delito…

    Escrito por probertoj | agosto 20, 2008, 10:59
  9. Lo sé. Llamad a la policía musical.

    Escrito por eurocero | agosto 20, 2008, 14:52
  10. Cut Copy se salieron, totalmente a favor

    Escrito por pollote | agosto 21, 2008, 12:19
  11. Fui al OLA porque el cartel me pareció extraordinario. Puedo decir que es uno de los mejores festivales a los que he asistido en mi vida y que disfruté como una perra. Llegué a las 19:00h y no paré hasta el cierre…. pero creo que la cagaron al poner a cut copy a esa hora. Si si, que hicieron un gran concierto y todo lo que querais, pero yo me quedé a medias. Hubiese preferido un cierre un poco mas cañero.

    Escrito por kuka | agosto 23, 2008, 00:25
  12. [...] preciosos y un clímax final espectacular, y que podrían haber interpretado perfectamente en la gira celta de este [...]

    Escrito por Canciones del 2008 | discotraxx | diciembre 18, 2008, 09:24

Escribir un comentario