// estás leyendo...

Cine

Brigitte Bardot: esto es un sex symbol y lo demás son tonterías

Brigitte Bardot en sus años mozosAunque ahora mismo sea una señora viejuna acusada de incitar al racismo unas mil veces ya, en los años 50 y 60 la Bardot lo petaba muchísimo. Y por razones obvias. Casi sería mejor dedicarme a poner fotos una detrás de otra que intentar escribir algo sobre esta mujer, porque hablan por sí mismas.

A principios de los 50, con unos 20 añitos, la carrera de Brigitte se limitaba a películas bastante olvidables en las que solía hacer de chica tan, tan inocente que la pobre se quedaba medio desnuda en cuanto se descuidaba. Hasta que en el 56 se hizo ya bastante conocida cuando rodó Y Dios creó a la mujer, que ya se consideró una película algo más respetable a pesar de que su personaje básicamente se dedicaba a tirarse a cualquiera que pasara por el pueblo mientras estaba enamorada de otro y a ir descalza todo el día, lo que le ponía mucho a los hombres de la época porque el fetichismo de pies siempre ha estado ahí. Ya en el 63, Godard, favorito de cualquier moderno que se precie, la cogió para El desprecio -en la que también sale en culos (ver vídeo), nos preocupéis-, y en Masculin, féminin en el 66, así que un poco más respetable como actriz sí que se había vuelto.

Brigitte Bardot o Patricia CondeLos años siguientes fueron una mina de oro para los paparazzi. Se divorció, se casó, se volvió a divorciar y a casarse ad infinitum, estuvo con unos cuantos más sin casarse, tuvo un hijo del que pasó bastante, intentó suicidarse… Uno de sus romances más sonados fue con Serge Gainsbourg, que no era listo ni nada. El hombre compuso “Je t’aime… moi non plus” para que la cantara ella en un principio, pero resulta que estaba casada -para variar- y le venía mal que se publicara. Así que, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que Jane Birkin pasaba por su vida, Gainsbourg grabó la canción con ella, porque ya he dicho que tonto no era.

A pesar de rechazar esa canción que a día de hoy el universo en su totalidad conoce, la Bardot grabó algunos temazos importantes. “Bonnie & Clyde”, con el propio Gainsbourg, sin ir más lejos; la preciosidad de balada que es “La Madrague”, el pop perfecto de “L’appareil a sous” o “Moi, je joue”; o incluso “Harley Davidson”, con ese vídeo tan original que tiene.

Ya más mayor, a la Brigitte se le fue un poco la cabeza con el amor hacia los animales. Y siempre había tirado bastante hacia la derecha más rancia, pero últimamente está que no para con comentarios bastante desafortunados sobre homosexuales o musulmanes. De todas formas, no sé vosotros, pero yo prefiero obviar esto último y recordarla como el mito que fue. Como la mujer más bonita del mundo.

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

6 comentarios para “Brigitte Bardot: esto es un sex symbol y lo demás son tonterías”

RSS de los comentarios de este artículo

  1. hala, es verdad
    la patricia conde se le da un airazo que flipas

    Escrito por dani b | junio 30, 2008, 14:09
  2. Un bellezón, si. A mi es que lo que me pasa es que yo a las de ahora las veo y pienso, si, son monas…pero donde estén unas hepburn (ambas), una ava gardner, una marlene dietrich…está el estilazo.

    Escrito por supermanu | julio 1, 2008, 14:46
  3. por no hablar del hype que es scarlett johansson (eva, me estas haciendo usar esa palabra y la ODIO)

    :P

    Escrito por supermanu | julio 1, 2008, 14:47
  4. El día que encuentre a un tío o tía que diga “yo me tiraba a Audrey Hepburn”, me retractaré, pero me parece una pavisosa muy bien vestida. Pero atractivo cero.

    Ahora, a Katharine H. y a Marlene D., me las tiraba hasta yo. Hasta tras verla (a Marlene) vestida de gorila.

    Escrito por marcos c | julio 1, 2008, 21:42
  5. ala lo que ha dicho, que Scarlett es un hype!!!!

    Escrito por duka | julio 2, 2008, 03:53
  6. Pues yo a Scarlett Johansson también me la tiraba, de hype nada. Lo que sí fue un hype fue poner la cara de la Audrey en todo objeto imaginable el año pasado, por mucho que me guste.

    Escrito por eva | julio 4, 2008, 18:19

Escribir un comentario