// estás leyendo...

Festivales

Sónar2008: El diario de nadie

Este año el cartel del Sónar hacia la boca agua a los aficionados a los tecladitos, como una servidora. La casa por la ventana, para mi gusto. Muchas novedades que me apetecía ver. No me extenderé en alabar a Yazoo, ya se ha hecho en otro artículo de este blog. Comentaré el resto de lo que vi, y de ello, lo que me gustó, de entre esa marea de sonidos que pulula por mi resacosa cabeza. Ya sé, no he puesto qué dia vi cada cosa, pero bueno, para eso ya está la programación oficial.

Sónar de día. Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) y Museo de Arte Contemporáneo (MACBA). Vida social a mogollón, con música de fondo. Músicos, periodistas, dueños de discográficas, sonareros, criaturas varias, todos en revuelto cocktail molotov, agitando las cabezas al ritmo de samples, cajas de ritmos y macs. Casi todas de allende los Pirineos. Aqui veo un DJ del Lock Tavern de Londres, allá avisto al dueño de Warp Records, más allá al relaciones públicas de Pachá Ibiza. Así es el Sónar, y ningún otro festival en la península. Y todos nuestros DJs locales, claro. Dos pasos y a saludar. Arriba, al solete, vemos botar y rapear a las Northern State. Vaya chicas más cañeras. Producidas por uno de los Beastie Boys, consorte de una de ellas, visten camisetas de su último disco Can I Keep This Pen?, minifaldas y bambas Nike de pedigrí brooklyniano.

Otras que menean booty son Yo Majesty, en el escenario subterráneo del Hall del CCCB. Esto es lo que quiero ver yo por el dia, negracas haciendo el cafre. Y para cafres, DJ Scotch Egg, el japo que toca nintendos y grita y hace MUCHO ruido. Yo creo que es un otaku que se ha desmelenado.

Aunque tampoco me importa ver electrónicos minimalistas detrás de macs, agradecería proyecciones o variación emocional en sus caras impasibles, y esto va por los suecos del showcase del sello Flogsta Danshall, y por The Black Dog, y por The Field, otro sueco paliducho y minimal. Les falta luz a estos pobres, pero de electrónica van muy poderosamente sueltos.

Y mi favorito, el californiano Daedelus, uno de los últimos fichajes de Ninja Tune que siempre viste al estilo dandy victoriano (él y su novia), pues es lo que le gusta, y bien que hace. Yo debería empezar a vestir todo el día de romana, que es bien cómodo. Pero con Converse en los pies, que odio las sandalias de cuero y las chanclas. Su canción “Fair Weather Friends” me tiene enganchadísima.

Sónar de noche. Feria Gran Vía 2. ¡FIESTAAAAAAAAAAAA!. Hay que estirar las piernas antes, que si no hay agujetas. Nada de tacones. Este año, un plus: casi no ha habido que evitar DJs de techno machacón, qué bien. A bailar con Yelle, y con los macarras Bonde do Rolê, que le dan al brasileirismo con ese punto CSS. Le doy al play, y a desafinar encima. Perrea, perrea, que es lo que quieres.

La ex Moloko Róisín Murphy no estuvo tan bien musicalmente como en la gira de hace un par de meses, pero te tiene tan distraída con su cambio constante de ropa y sombreros (más que Madonna, creo yo) que no te da mucho tiempo a enterarte.

Los Justice, como siempre, con la cruz que se nos refleja en la retina y dejándonos con la boca abierta. Estos de Ed Banger ya le cogieron el gusto al Sónar el año pasado y aquí que se vienen todos otra vez, el Busy P, el DJ Mehdi, los colegas… A todo esto, DJ Mehdi, el pobre, deberia dejar las drogas porque el sábado nos aburrió en su sesión y encima no dejaba pinchar a A-Trak en su supuesta sesión conjunta y no podíamos ya con nuestras ganas de ver scratch. Y esa mandíbula desaforada le delataba. Eso sí, en cuanto soltó los platos, vimos al nuevo DJ Shadow en acción. Oh, my dear lord. Hit tras hit, beat tras beat, hip hop con rock, rock con R&B… A-Trak, te queremos. Anda que no es listo Kanye West llevándote de DJ. Te mereces que te pague tu peso en oro, y a tu novia, la Kid Sister que, por cierto, ¿dónde estaba?

Y para acabar, uno de los descubrimientos de año, Neon Neon, el proyecto electro-pop de Gruff Rhys y Boom Bip . Que pena que en el escenario no cupiera su coche DeLorean. Me hubiera encantado verlo. “Yes i looove youuu, if the price is riiight” (y si no, pues también). Sobre todo, adoro el teclado Casio de la componente femenina…

Comparte este artículo:

Artículos relacionados:

Comentarios

3 comentarios para “Sónar2008: El diario de nadie”

RSS de los comentarios de este artículo | Dirección de trackback

  1. viva daedelus! no viste a leila?

    Escrito por cualquiera | junio 28, 2008, 12:05
  2. no, porque el jueves tenia compromisos y no fui..
    ah se me olvidó. vi a hercules and love affair y fue flojo flojo. anthony no vino y en su lugar salió una guarra/o (no estaba claro) que desafinaba y no paraba de menearse sexualmente…que tiene su qué, pero musicalmente, patata.

    Escrito por supermanu | junio 28, 2008, 15:11
  3. qué fuerte… no sabía que escribías aquí… no sé de donde sacas tiempo para todo

    decía souver de la trans que parecía tailandesa [qué culo más raro tenía]. la bollo tampoco afinó mucho ¿no?

    Escrito por ohm | junio 29, 2008, 11:45

Escribir un comentario